"La educación es un derecho que influye en el desarrollo humano y social de un país"

"La educación es un derecho que influye en el desarrollo humano y social de un país"

27 Agosto 2009
El presidente de la Fundación para la Superación de la Pobreza señala que existen importantes desafíos que asumir, sobre todo, en los procesos educativos respecto a los niños y jóvenes más vulnerables del país. Por Rodrigo Jordán
Corresponsal El... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

En las últimas semanas, el escenario previo a las elecciones presidenciales comenzó a agitarse. La campaña adquiere mayor difusión pública, a través de la publicidad electoral, los slogans y sus gráficas; y los candidatos comienzan a afinar los detalles de sus programas de gobierno. En medio de ese contexto, la Fundación para la Superación de la Pobreza (FSP) entregará el próximo 31 de agosto a todos los candidatos a la presidencia una propuesta para la futura política social denominada “Umbrales Sociales”, que contiene un sistema de garantías en distintos ámbitos del desarrollo humano, las cuales buscan garantizar un piso mínimo de oportunidades, especialmente para quienes viven en situación de pobreza y vulnerabilidad social.
Para profundizar en este tema, en la siguiente entrevista, el Presidente de la FSP, Rodrigo Jordán, dará a conocer el diagnóstico de la institución sobre el sector educativo, y las reformas necesarias a implementar en este ámbito.
Se ha instalado un amplio debate en educación, que ha generado avances como la Ley General de Educación, y la iniciativa de una Superintendencia de Educación, y una Agencia de Calidad, no obstante, quedan aspectos pendientes. ¿Cuál es el diagnóstico de la Fundación?
Las políticas educativas hasta ahora se han concentrado en el acceso y la infraestructura, ahora tenemos que enfocarnos en la calidad, y de ahí la importancia de que exista una Agencia encargada de supervisarla. Sin duda, la universalización de la enseñanza es un aspecto a destacar en nuestro país. La escolaridad llega a cerca de un 100% en educación básica, y sobre el 80% en educación media. Sin embargo, quienes se encuentran al margen del sistema educativo son principalmente niños y jóvenes en situación de pobreza, cuyas experiencias han estado afectadas por ausentismo escolar, repeticiones, o bajas expectativas del proceso educativo. Ahí tenemos un desafío que enfrentar, que se amplía si hablamos de la cobertura que deberíamos alcanzar en educación preescolar y enseñanza superior, ya sea técnica o universitaria. Respecto a la calidad, resulta preocupante que ad portas del Bicentenario, con todo lo que hemos avanzando, cerca de la mitad de los niños de 9 años no entienda lo que lee, y que la mayoría de ellos pertenezca al nivel socioeconómico bajo. La educación es un derecho que influye en el desarrollo humano y social de un país, por lo que debemos avanzar hacia el acceso a ella con calidad.
Considerando la brecha educacional según el origen socioeconómico ¿Qué es urgente hacer en cuanto a política pública?
Aun queda mucho por avanzar. Estudios han comprobado que el contexto socioeconómico de las familias incide en los aprendizajes de los niños y niñas, así también la escolaridad de los padres, sobre todo de la madre, y el material educativo que existe en el hogar, ya sea libros, enciclopedias o computador. Se requiere alcanzar experiencias educativas enriquecidas tanto en el ámbito escolar como familiar. Es por ello que, al igual que en las otras áreas, en “Umbrales Sociales” proponemos un conjunto de garantías en cada uno de los niveles del ciclo educativo que asegure un desarrollo humano para todos los estudiantes sin exclusiones.
Y en ese proceso desde la primera infancia a la educación superior, ¿cuáles son las falencias?
Con el Programa Chile Crece Contigo se ha dado relevancia a la educación desde la niñez temprana, y los aprendizajes adquiridos en esta etapa de la vida. Sin embargo, los niños entre 2 y 4 años que no asisten a jardines infantiles en el primer quintil son más del doble que aquellos que pertenecen al quintil con más recursos, entonces, hay una desventaja en el ingreso al sistema escolar desde esa etapa. Por otra parte, los resultados del Simce dan cuenta, año a año, de lo dispar de los aprendizajes entre los niños de hogares del nivel socioeconómico bajo respecto al alto, y en educación media, la deserción escolar es significativamente mayor entre jóvenes en situación de pobreza. Si hablamos de educación superior, la barrera es aún más alta, y vemos cómo los jóvenes en pobreza no cuentan con apoyo económico, con información adecuada o carecen de una base formativa para mantenerse en ese nivel.
En ese sentido, ¿cuáles son los énfasis de la propuesta Umbrales Sociales en educación?
Las propuestas de la Fundación en el ámbito educativo abordan desde la gestación hasta la educación superior, poniendo énfasis en la necesidad de asegurar la trayectoria educativa, sobre todo en los sectores que tienen mayores dificultades para aprender y cuentan con menores recursos económicos. La idea es fijar un piso mínimo que estimule y permita la proyección educacional de todos los estudiantes de nuestro país. Para ello, las medidas plantean acciones con la familia y con la escuela, que son los agentes educativos principales. Con la familia, creemos fundamental realizar un acompañamiento en la crianza de los niños y niñas, para así fomentar el desarrollo y la estimulación oportuna. En cuanto al sistema escolar, las propuestas se centran en la calidad, las competencias de los docentes, y la necesidad de contar con equipos multidisciplinarios. Al final del proceso, y pensado en la educación superior, las propuestas están centradas en facilitar el acceso y mejorar las posibilidades para que los jóvenes logren ingresar a la universidad o a un centro de formación técnica.