Hacer un comentario

"Al Gobierno le conviene un sistema educacional discriminador e inhumano"

Por Cristián Hormazábal

Carlos de Ferrari, a sus 17 años, ya tiene claro que la forma en que hoy se llevan los problemas de nuestro país, específicamente en la educación, son de un trato discriminador e inhumano y que están muy lejos del bien común.

El Presidente del Centro de Alumnos del Colegio Diego Velásquez de Santa Julia y miembro del Consejo de Salud Consultivo Adolescente, se define como alguien perseverante, observador y respetuoso con los demás en cada momento. Cualidades que al conversar con él saltan a la vista, hasta sorprende el ingenio e intelecto de este joven dirigente estudiantil. El que a todas luces pretende innovar en la forma de solucionar los problemas de su colegio y de la comunidad en la cual está inmerso el establecimiento.

En lo que resta de su mandato pretende generar alianzas con distintos establecimientos del sector, para con ellos configurar actividades deportivas, sociales y culturales con la intención de generar comunidad y cooperatividad, para luego seguir creciendo y asentar las bases de un proyecto regional.  

Carlos es parte de una nueva generación de dirigentes que se desmarcan de los partidos políticos y creen que los problemas, algunas veces, se pueden solucionar sin la intervención del Gobierno. Un chico que piensa en soluciones concretas y que ha entrado en acción desde agosto del 2019, fecha en que fue electo Presidente del Centro de Alumnos, con propuestas bien estructuradas para su colegio y todos sus compañeros.

A 14 años de la emblemática Revolución Pingüina ¿Cuál es tu visión de la educación y qué esperas que el estallido social haga por ella?

Creo que si fuera positiva esperaría un ajuste en la nueva constitución y en el próximo gobierno un cambio que beneficie, en grandes proporciones, a la educación chilena. Pero más allá de lo que espero que el estallido social haga por ella, es importante recordar que en el primer semestre de este año estará en discusión la nueva constitución para nuestro país, lo cual podría generar muchos cambios dentro del actual sistema educacional que me parece discriminador y nefasto. Está claro que de ahora en adelante hay que ser positivo, pero al mismo tiempo ser exigente e insistente con las demandas sociales y con el nuevo “sistema” que vendrá. 

En esa misma ocasión se protestó por la Prueba de Selección Universitaria y tuvieron la capacidad de unir un gran reclamo social cuya base estaba en promesas incumplidas de la movilidad social, a través de demandas que apuntaron a la clase política ¿Cuál es tu opinión, a 14 años de la Revolución Pingüina,  que el país sigua quejándose de los mismos temas?

Es algo que me da mucha pena, no sólo significa quejas dentro del contexto educacional, también lo significa en la salud, en las pensiones y en los sueldos. Me parece que el estallido social pudo demostrar que somos 18 millones de personas los que deseamos gobernar el país, alejados de esa pequeña clase dominante que nos maneja, desde hace años, y de forma escondida. Te hablo de un cúmulo de injusticias sociales, albergadas en un sistema de vida donde ser de estatus social alto o bajo determinan tu futuro. Por lo que hay que recordar que la lucha que hoy brinda el país, es por un Chile más justo. Pienso que es una lucha cuyos resultados no beneficien a sectores de estatus bajos o medios, porque si así fuera, sería injusto y estaríamos en una forma de pensar parecida a la de los que hoy nos estafan. Quiero algo que sea igual para todos, que esté más allá de tu clase social.

Sin ir más lejos, la crisis social obligó a reprogramar la rendición de la PSU para el pasado lunes 6 y martes 7 de enero ¿Qué piensas del llamado hecho por varias coordinadoras estudiantiles a boicotear la prueba a sabiendas de las represalias gubernamentales y atentar contra el derecho de todo aquel que sí quería rendirla?

Encuentro que está bien hasta cierto punto. Las coordinadoras no sólo están motivando a los estudiantes, también lo hacen a los ciudadanos y ciudadanas en general y lo hacen a seguir luchando por cambiar los problemas que nos aquejan a todos. Lo cual me parece bien pero podría ser mejor, me refiero en pensar bien los puntos críticos donde atacar al sistema, pienso que podría ser una estrategia más rápida que pedir soluciones para muchas cosas. Sin embargo, entiendo y sé que es justo todas las cosas que piden. Pero el actual gobierno va a ser muy difícil que haga algo o de alguna solución a todo lo que solicitan, así que veo mejor opción empezar a hacer planes estructurados, para los siguientes meses, que son vitales dentro de esta lucha, y enforcarse en una sola demanda y empezar a crear propaganda fuerte y precisa.

¿Piensas que la suspensión de la PSU de Historia y Geografía puede ser considerada un triunfo para el movimiento y qué reagendar las pruebas pendientes para el 27 y 28 de enero es no entender el fondo de las movilizaciones.

Está claro que el Gobierno y Presidente no entienden el fondo de las movilizaciones. Y sí creo que es un triunfo la suspensión de la PSU de Historia y Geografía. Ayuda a demostrar que las demandas siguen en pie y la lucha sigue viva.

Para terminar ¿cómo te gustaría que fuera el sistema de acceso a la educación superior en nuestra próxima Constitución?

Que no se basara en una prueba de puntaje, que fuera una prueba de contenidos aplicados que se pudiera hacer una vez al año y relacionados con la carrera y universidad en la que queremos estudiar. De tal forma, que si alguien es brillante con los números pero le va mal en lenguaje, la misma universidad, con esa prueba, podrá decidir si él entra o no. Quizás con un poco más de preparación y pensamiento la idea que planteo se podría mejorar hasta llegar a algo muy bueno y justo para todos. También pienso en un sistema con becas más inclusivas para alumnos que realmente se esfuerzan. Sin embargo, quiero enfatizar que la PSU es un filtro gigante para miles de estudiantes que quizás no vienen de los mejores colegios ni con la mejor educación, algo que al gobierno le sirve enormemente, le conviene tener menos profesionales y más personas con trabajos comunes o que no requieran de un título, lo cual es tremendamente discriminador e inhumano.





Seguro: 
Es seguro

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.