Joaquín Velasco

01:00 -

La precaria organización del barrio y la situación de los habitantes, más ocupados en resolver sus urgentes dificultades cotidianas que las problemáticas colectivas, son el terreno más apto para que la fortuita ocupación del cerro se realice casi sin vientos en contra.