Javier Barría en 3 Puertas

Parte I de tres episodios en el cual presentaremos a Javier Barría, con miras a su tocata del 24 de Marzo en el Anfiteatro del Jardín Botánico.

Imagen de Sijifredo
1,732 Lecturas
06 de Marzo, 2013 02:03

Introducción a su Geometría

Es bueno no dejar de sorprenderse. Es principio humano redescubrirse y evolucionar a ritmo propio y compartirlo con aquellos que degustan de sonoridades que identifican. Y claro, quien es la fuente, debe tener un gen propio para impactar y provocar.

Javier Barría, compositor y cantautor chileno de una carrera tan extensa como prolífica (9 placas oficiales), un latinoamericanista en su constante movimiento y recorrido, es un creador, improvisador y multiconstructor de sonidos en estudio y en vivo, que mantiene alerta al escucha y que hace revolucionar neuronas al momento de interpretar sus letras y disfrutar de su arte. Rock alternativo u otro encasillamiento, si bien se puede definir así, a un tipo tan versátil, prefiero no encerrarlo.

Es una tarde calurosa en Valparaíso y el contacto se realiza con el barrio de Almagro en Buenos Aires, en una época donde esa humedad confundida con altas temperaturas bonaerenses, nos hace entrar a una charla de lujo con el artista, con el mismo que desde los 14 años lo ha llevado a participar con bandas, en un camino de satisfacción personal en la música.

Confiesa que llegar a la música fue un paso grato, que se dio de manera consecuente al desarrollo en los escritos y la pintura y que a inicio de esos rasposos años ’90, la creación de música estalla como el deseo personal del nuevo camino.

Yo confieso que de forma casual llegué a su música, en abril del año pasado, y no pude sino quedar más que sorprendido al dar play a sus temas, que por cierto los puedes encontrar en la internet. Llama de inmediato la atención el buen aprovechamiento de las redes sociales y sus diversas plataformas para la exposición de sus trabajos (liberada su discografía desde 2005) y obtener de su propia mano la información de tocatas, recording’s y un sinfín de muestras audiovisuales de presentaciones en Chile y en el extranjero, además de videos realizados durante toda su trayectoria.

Nacido en Santiago de 1979, en el barrio de Providencia, Javier Barría viene de salir del proceso de la salida de su última placa llamada “Llorar en la Calle”, entregada a fines de Octubre de 2012 en un doble lanzamiento realizado en La Tienda Nacional (Santiago), cuya obra y recopilación de trabajos realizados desde 2007, reúne las sonoridades y sentidos que dan forma a esta producción.

 

Barría, El Ciclista sin fronteras

Javier Barría es un visitante periódico a Buenos Aires, desde 2008, en donde realiza un sinnúmero de presentaciones, y es el lugar desde donde cuenta a los lectores de El Martutino, de su historia como antesala a la cantata del Jardín Botánico del 24 de marzo próximo. Y no es casualidad que nos contactemos teniéndolo fuera de Chile.

Hay oportunidades que los porteños al vivir a diario observando el horizonte, nos da un placer asumido salir de las fronteras, sin dejar de amar a este puerto que resiste como sus cerros a embates y extraños dominios de manos foráneas.

Barría por su parte, hace eco de una visión de que en la convicción de un trabajo bien logrado, su resultado puede ser llevado a otros lares. Es así como se puede hacer un legajo amplio de ciudades y barrios donde se ha situado y que nombrándolo por países podría sonar acotado en tiempos donde ya no es tan difícil salir del terruño: Perú, Colombia y la ya nombrada vecina Argentina.

A esto se suma de su recorrido en las diferentes regiones de Chile, donde expone en una suerte de lo que yo llamo ‘un justiciero provinciano’, que no tan sólo se concentra en la capital necesariamente para compartir su arte, sino que las lleva a ellas como el íntimo artista que deja huella.

Y en el extranjero él también se retroalimenta bajo el concepto de ‘sentirse parte de algo’ (inclusive residió en Colombia cerca de un mes) y es en diversas ciudades donde el principio del sin frontera toma fuerza. La experiencia es fuerte, es limpia y nutritiva luego de más de 3 años viajando en giras periódicas. En Chile, Barría sale de las presentaciones sólo en Santiago el año 2007 hacia regiones. Primera parada: Rock Carnaza en Valparaíso.

El ciclista sabe bien del esfuerzo que se debe realizar y la energía que se invierte en el avance de paisajes y Javier lo sabe. La música es su forma de vida y así como él lo define “vivo para la música y cansa a veces”. El ciclista frena, observa, recompone su mapa mental y toma aire para luego seguir.

Es por esto último que define que las paras personales existen, pero siempre de la mano de que siempre es necesario y que en su interna el proceso de la creación siempre continúa, con otro prisma, sin duda.

Javier hace su freno en enero y con los sentidos bien puestos en captar el momento del ocio, del disfrute de un espacio propio que provocará  encender los nuevos caminos de la música y cómo la capturará próximamente, incluyendo el espacio de la magia que se produce en instantes no precisados, para la futura creación.

No hay fronteras.

 

Discografía (click para agrandar)

Links

 https://www.facebook.com/JavierBarriaMusica?fref=ts  

http://javierbarria.bandcamp.com/

Bueno Martutianos, frenaremos un instante hasta el miércoles siguiente. En el capítulo próximo, presentaremos los relatos de sus influencias, el proceso creativo y su plasmar en  sus trabajos y de la ‘escena nacional’. Queda por presentar y descubrir. Javier Barría en esencia pura.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.