Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso

Acompáñanos a un día de compras por Caleta Portales, Mercado Cardonal y la Bandera Azul. Tres íconos del comercio local de Valparaíso y donde Restorán Capri encuentra todo lo necesario para preparar los mejores platos de comida chilena.

Imagen de Hernán Castro
1,036 Lecturas
09 de Octubre, 2019 14:10

Artículo publicado en Apuntes y Viajes

Un buen plato de comida chilena requiere de ingredientes frescos y surtidos. Y mantener una carta de platos tradicionales vuelve el desafío mucho mayor. Lo bueno es que Valparaíso cuenta con una variada red de distribuidores locales y César Pincherira, dueño del Restorán Capri, los conoce al dedillo. 

De este comercio local se provee para elaborar los platos que los comensales de Capri disfrutan durante toda la semana. Y no sólo eso, también ahí adquiere la vajillas y todos los insumos que necesita para mantener funcionando su cocina al 100%. 

Aquí les dejo el registro de dos días de compras junto a César Pincheira por tres íconos comerciales de Valparaíso: Caleta Portales, El Mercado Cardonal y La Bandera Azul. 

Caleta Portales

La Caleta Portales comienza a funcionar todos los días a eso de las 5 de la mañana. A un costado de la gran estructura que sostiene un mirador, se ubican los puestos con los camiones que llegan del norte y el sur de Chile con una gran variedad de productos marinos.

Ese fue el punto de reunión que escogimos con César y Érik Almonte para acompañarlos en un día de compras para el Restorán Capri.

Reineta Chino Leo

El puesto de Flor Núñez ofrece una variada oferta de pescados frescos del sur de Chile con los que provee a varios restaurantes de la región. El día que la visitamos tenía corvina, congrios, reinetas, albacoras, merluza austral y salmones.

Daniela, Katrina y María

Un poco más allá el puesto de mariscos “Daniel, Katrina y María” ofrece gran variedad de mariscos de distintas partes de Chile. Las machas las traen desde Tongoy, los erizos de Quintay, las almejas de Puerto Montt, los choros maltones y chicos desde Mehuín, y los caracoles entre Tongoy y Los Vilos.

Atienden de martes a domingo entre las 05:00 y las 14:00 horas y el día en que cuentan con mayor variedad de producto son los sábados.

Pancho, el Rey del Puerto

Patricio Veit y Nieves Meza han trabajado toda su vida en Caleta Portales. Cuando les pregunto cuántos años llevan en el negocio se miran entre los dos y me responden: “Más de 40 años”. Sus productos los traen desde Chiloé y las reinetas de Lebú.

En cada puesto César se detiene a conversar con lo vendedores. El aire es de camaradería, mientras sobre nuestras cabezas vuelan las gaviotas y se siente la brisa fresca del mar. Realizadas las compras regresamos a la camioneta y nos trasladamos hacia nuestra próxima parada.

Mercado Cardonal

Junto a la avenida Brasil se encuentra el icónico edificio del Mercado Cardonal. Construido en 1912, vino a reemplazar a la estructura anterior que sucumbió por el terremoto de 1906. En su interior alberga una gran variedad de locales de abarrotes, frutas y verduras. En el segundo piso cuenta con una variada oferta  de restaurantes. 

A su alrededor se despliegan una gran cantidad de vendedores ambulantes, los que sumado al tráfico automotriz, los acomodadores de autos y los carretones le dan un aire caótico, pintoresco y a ratos surrealista en el que cuesta desplazarse y no es recomendable ir distraído.

Lamentablemente este entorno desordenado y algo inseguro ha jugado en contra de los valiosos locales que alberga esta hermosa estructura arquitectónica de estilo Eiffel. Y que junto a César visitamos para continuar con las compras del restaurante.

Donde David

Dentro del Mercado Cardonal todo vuelve a la calma. Caminamos por los pasillos rodeados de frutas y verduras y llegamos hasta una verdadera joya del comercio local. Una gata de varios colores fue la primera en darnos la bienvenida a Donde David, un puesto al interior del mercado con una gran variedad de productos naturales y una hermosa presentación.  

A simple vista pude distinguir, legumbres, quinoa, chía, piñones, nueces, cholgas secas, pistachos, gogi, tomillo, azafrán, semillas de cilantro y mucho más. 

Este local está desde que se construyó el mercado en 1912 y se reinventó hace una década, apostando a la venta de productos naturales y asociados a una dieta saludable.

Mustafa Aceitunas

Continuando nuestro recorrido llegamos hasta Mustafa Aceitunas, donde además vendían frutos secos, mote fresco, mostaza, charqui y maizena desde hace 15 años aproximadamente.

Don Ricardo

De regreso a la calle caminamos entre un pasillo estrecho de pilastras y cajas con verduras. Así llegamos hasta el puesto de Don Ricardo en la pilastra Nº19. Ahí César compra los porotos, los limones y los tomates para el Capri.

Jaime Astorga

Nuestra última parada fue en el puesto de Jaime Astorga, ya fuera del mercado. Ahí compró el resto de verduras que faltaban y continuamos rumbo hacia el estacionamiento. Las compras del día ya estaban listas.

La Bandera Azul 

Pero no sólo comida se requiere para que un restaurante funcione a la perfección. La cocina, sus insumos y la vajilla son de vital importancia para que todo vaya bien. Y cuando se trata de acceder a este tipo de productos César no lo piensa dos veces. Camina unas cuantas desde el Capri, pasa junto a la Plaza Echaurren y llega hasta la Bandera Azul, todo un clásico del Barrio Puerto.

Ahí lo espera Carlos Viacava, hijo de Juan Viacava, quien fundara la Bandera Azul allá por el año 1922. Ambos se saludan cordialmente y César parte en busca de la loza que necesita renovar.

La Bandera Azul se caracteriza por el gran surtido de productos con los que cuenta para implementar cocinas hogareñas, de negocios o casinos. Además cuenta con un pequeño rincón con recuerdos de Valparaíso para los turistas. Pero lo más importante según Carlos es la atención personalizada que le entregan a los clientes, estableciendo una relación que muchas veces deriva en amistad con el paso de los años.

César ya seleccionó la loza que necesita para el restorán. Además encontró un serrucho útil para cortar huesos. Deja los productos en la caja y regresa al Capri. Desde la Bandera Azul se encargarán de hacerle llegar los productos. Mientras tanto yo me quedo un rato más haciendo fotografías en este hermoso local con casi 100 años de historia.

Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Restorán Capri se la juega por el comercio local de Valparaíso
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.