Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar

La Asociación Gremial del Barrio Puerto coordina y potencia el trabajo de restaurantes, emporios y emprendedores del sector más histórico de Valparaíso.

Imagen de Hernán Castro
889 Lecturas
30 de Agosto, 2019 09:08

Artículo publicado en Apuntes y Viajes

El Barrio Puerto es uno de los más antiguos y tradicionales de Valparaíso. Junto a la iglesia La Matriz se construyeron las primeras casas de la ciudad y cuando se dio el crecimiento portuario en el siglo XIX cobijó gran parte del comercio local y los grupos más acomodados.

Con la expansión del Plan y el traslado de sus residente más acaudalados a otros cerros de la ciudad, se fue volviendo más popular y cada vez se vinculó más al mundo portuario. El ir y venir de marinos mercantes de todas partes del globo más los trabajadores locales fueron creando una cultura obrera y bohemia que marcarían su identidad hasta el día de hoy.

Pero los tiempos han cambiado. La automatización de los procesos portuarios, la privatización de los operadores y la concentración de las empresas en Santiago, han ido desmantelando las fuentes laborales y hoy van quedando grupos cada vez más reducidos de trabajadores, los edificios de los sindicatos (Tripulantes Gente de Mar, Auxiliares de Bahía, de Estibadores), restaurantes, bares y un mundo de historias guardadas entre pasajes, escaleras, ascensores y barras de bar.

Ven a visitar mi Barrio Puerto

Como una forma de poner en valor toda esta cultura y tradiciones portuarias, es que los comerciantes del sector han decidido unirse y dar forma a la Asociación Gremial Barrio Puerto, la que actualmente cuenta con 17 organizaciones que incluyen restaurantes, emporios, tour operadores, un organismo técnico de capacitación y un centro funcional.

Hijos y nietos de los primeros porteños que habitaron el Barrio Puerto, el cerro Cordillera, el cerro Santo Domingo y el cerro Artillería, más algunos amantes de Valparaíso que han llegado desde distintas partes de Chile y el mundo se han unido para compartir y reinventar un sector en apariencia dormido, pero en cuyo interior vive una cultura rica en historia y llena de cariño que vale la pena descubrir y disfrutar. 

El mapa de los tesoros

Felipe Muñoz, integrante de Ecomapu y secretario de la Agrupación Gremial, fue la persona que me guió por este mundo que comprende entre la Plaza Sotomayor y la Aduana y las calles Serrano y Bustamente con Errázuriz. Entre estas coordenadas se despliegan los tesoros del Barrio Puerto Comercial.

En estos recorridos quedé maravillado por la variedad y la riqueza cultural de los lugares que visitamos. Quienes me conocen saben que soy un amante de Valparaíso y debo decir que el Barrio Puerto era un lugar que me faltaba conocer con mayor profundidad y, que ahora que lo he hecho, no me queda más que recomendar.  

Para los amantes de los bares tradicionales

Un puerto no es puerto sin sus bares. La vida bohemia de Valparaíso es conocida a nivel mundial y si bien ha ido cambiando con el tiempo, aún mantiene vestigios de antaño, cuando el puerto era epicentro de marineros y trabajadores portuarios.

El Liberty 

El bar Liberty es uno de los más antiguos de Valparaíso. Funciona desde 1897 y se caracteriza por la gran colección de gorras que cuelgan sobre su barra y sus paredes decoradas con cuadros del Santiago Wanderers, cantores populares y fotografías antiguas de la ciudad. En el local siempre suenan los boleros y las cuecas, los que acompañan la estadía de una variada clientela compuesta por viejos parroquianos, cuequeros y turistas, quienes suelen disfrutar del trago típico de la casa, el chichón (una mezcla de vino tinto o pipeño mezclado con chicha), acompañado por una empanada o por algunos de los menús que ofrecen entre los $3.000 y $4.000.

El bar es administrado por Yasmín Fierro Hidalgo, quien observa sonriente desde la barra el ir y venir de personas, en este local cuya familia administra ya por 21 años y que para ella es como su segundo hogar. Para aquellos que disfrutan de las cuecas choras, un imperdible son los jueves cuequeros desde las 20:00 horas. El Liberty se ubica frente a la Plaza Echaurren, en pleno corazón del Barrio Puerto.

El Neptuno

A pasos de la Plaza Sotomayor se ubica el bar Neptuno. Con más de 60 años y decorado con salvavidas, gorras, campanas y timones; era el punto de reunión de lo marinos mercantes. Con el paso del tiempo su clientela ha ido cambiando hacia oficinistas, trabajadores de las agencias de Aduana y turistas.

Su carta es sencilla, pero sabrosa. En mi visita por el lugar tuve la suerte de probar la empanada de mariscos, la que además de ser contundente, estaba muy rica. Fue un honor poder conversar con Ricardo Contreras, dueño del local, y Juan Acevedo, alias El Calambre. Entre los dos me hicieron un vívido retrato de cómo era el puerto hace más cincuenta años atrás. Si le gustan las historias de puerto con aires de novela, no deje de hablar con Ricardo, quien encantado le acompañará mientras beben un vino o una cerveza. 

Para los que aman las picadas

Marinos y portuarios necesitaban de lugares económicos para disfrutar de platos contundentes junto a botellas de cerveza o jarras de vino. Por eso el Barrio Puerto es rico en picadas de comida tradicional, a bajo costo y atendidas por sus propios dueños.

Doris

En pleno corazón del Barrio Puerto (Blanco 361) se encuentra el Restaurante Doris. María Angélica Clavijo, su dueña, calcula que el local tiene más de 90 años. Pero fue en 1980 que su madre tomó la administración del recinto.

El Doris se caracteriza por sus pailas marinas, las calugas de pescado y las chorrillanas. Además de una variada oferta de comidas caseras como charquicán, pancutras, prietas, legumbres, albóndigas y cazuelas. Sus precios son muy económicos ($3.000 el menú y $3.500 la pescada frita) y los platos abundantes y sabrosos. Yo tuve la fortuna de disfrutar una exquisita sopa de mariscos con una merluza frita acompañada de papas mayo y ensaladas. 

Su principal clientela son portuarios, pescadores, oficinistas y viejos wanderinos, quienes no faltan para ver los partidos del equipo porteño. El restaurante funciona de lunes a sábado de 09:30 a 18:00 horas y es ideal para disfrutar comidas tradicionales a precio de picada y acompañado de porteños de tomo y lomo. Los viernes hacen una excepción y extienden el horario hasta la medianoche.

Puerto Mil-Nay

A un costado del tradicional Mercado Puerto se ubica Puerto Mil Nay (Blanco 78), un colorido restaurante con una variada carta donde destacan las comidas caseras. Es conocido por sus cazuelas, mariscos y merluzas.

El restaurante es atendido por sus propios dueños, Evelyn Parada y Jaime Tejo, quienes destacan que sus platos son elaborados con puros productos naturales. Funciona de lunes a domingo, de 11:30 a 18:00 horas.

El Sureño

Un restaurante que sale de la norma es El Sureño, pues se caracteriza por ofrecer una carta donde el ingrediente principal es el cochayuyo, el que es muy utilizado en el sur de Chile.

Ahí probé una empanada frita rellena con cochayuyo. ¡Estaba muy rica! Primera vez que pruebo una empanada así. Este local se ubica a pasos de la Plaza Echaurren, en la tradicional calle Serrano (Nº325) y es atendido por su dueña, Karely García.

La Para Kultural

Si te gustan los lugares coloridos, con música en vivo y mucha identidad, La Para Kulural es el restaurante que debes visitar en la calle Serrano 442. A la hora de almuerzo cuentan con menús caseros. Y desde las 19:00 horas realizan diversas actividades culturales como cursos de cueca brava, música en vivo, tributos, tango y encuentros de payadores.

La Pará Kultural se caracteriza por tener una carta con comida chilena que incluye curanto, papas bravas, guatitas, calugas de pescado y mariscales. Funciona de martes a domingo.

Taberna de Oscar 

Un poco más cerca de Plaza Sotomayor se encuentra la Taberna de Oscar, un local de grandes dimensiones y con una variada oferta gastronómica de comida chilena y peruana con más de 7 años en el Barrio Puerto.

Sanguchería del Topuer

La Sanguchería del Topuer se ubica en Cochrane 483. Es un pequeño local que ofrece sándwiches de carne mechada, chanchito, pescado, vegetariano y pollo. Para beber cuenta con café de grano, jugos naturales, té y bebidas.

Morena Bistro

En Blanco 548 se ubica Morena Bistro, un lugar acogedor para comer que ofrece un menú distinto para cada día de la semana. Los lunes son de cazuela de ave, lo martes de legumbres, los miércoles de costillar, los jueves cazuela de vacuno y los viernes el “Día de lo pobre”. Además tiene una carta que incluye carne mechada, merluza frita, mariscales y pailas marinas. Durante el invierno funciona de lunes a viernes y para el verano extiende su funcionamiento a todos los días de la semana.

El Mercado

El Restaurante Mercado se ubica en calle Errázuriz y ofrece una variada carta de platos tradicionales.

Para los amantes del café

504

Para aquellos que aman el café no pueden dejar pasar esta pequeña y acogedora cafetería de calle Serrano (Nº 579). ¿El motivo? El café que venden lo traen directamente de Honduras, Colombia y Etiopía; y lo adquieren bajo la modalidad de “café de especialidad”, es decir, que lo compran directamente al productor a un precio justo, los tuestan en Valparaíso y lo venden de manera directa. Sin más intermediarios.

Además, el local cuenta con una variedad de productos dulces  elaborados por ellos mismos y que consisten en pie de limón, cheesecake, brownie de zanahoria y rollo de canela.También cuentan con sándwiches, fajitas y menú diario de almuerzo, el que siempre incluye una opción vegetariana. 

Para los que gustan de caminar por lugares históricos

Ecomapu Travel

Una excelente manera de tener una mirada general del Barrio Puerto y conocer más de su historia es tomando un free tour con Ecomapu Travel. Ellos ofrecen un tour a pie por el Barrio Puerto y el Cerro Cordillera que comienza a las 12:00 en Plaza Sotomayor y tiene una duración de dos horas y media.

Además cuentan con el tour privado “Ruta Gastronómica, Platos con Relatos”, el que recorre tres restaurantes en un tiempo estimado de tres horas y media, en la que se degustan distintas recetas locales.

Para los que gustan de los emporios

Bodega del Puerto

Se ubica en Blanco 317 y data de 1950, cuando el dueño era italiano y funcionaba como una tienda donde vendían gallinas vivas. Hace cinco años que Henry Jara tomó las riendas del negocio y lo ha ido transformando en un minimarket con alimentos para animales. La mayoría de sus clientes son vecinos y restaurantes del Barrio Puerto, quienes han comprado por años en el negocio. Atiende de lunes a sábado de 09:00 a 20:00 horas y el domingo hasta el mediodía. Si lo visita lo más probable es que lo atienda el mismo Henry.

Papajo

El Papajo es un almacén de abarrotes y alimentos de mascotas. Tiene 17 años funcionando en Bustamante 82, a pasos de la Plaza Echaurren.

Para deportistas y emprendedores 

Tribu, Centro Funcional

Desde enero de 2019 el Barrio Puerto cuenta con su propio centro funcional. Tribu es un lugar para entrenar centrándose en el desarrollo de habilidades para la vida diaria con los objetivos de ser fuerte, flexible y coordinado. Entrega entrenamiento guiado grupal (Con un máximo de 12 personas) y defensa personal a través de kravmaga, método de defensa desarrollado por el ejército israelí.

Tribu funciona de lunes a sábado y entrega una prueba gratuita consistente en dos entrenamientos y una clase de defensa personal. Se ubica en Blanco 375.

Instituto de Capacitación Aureotec

Aureotec es un organismo técnico de capacitación para empresas privadas y personas particulares que funciona desde el 2013. Ofrece programas Sence para microempresarios en áreas de computación, actividades marítimo portuarias, alimentación, minería, seguridad privada y capacitaciones e-learning.

Además cuenta con una fundación cultural y educacional que busca integrar a los distintos sectores del Barrio Puerto. Entre sus proyectos a futuro está el rescate de oficios y saberes del barrio, más la creación de juegos de rol para recrear personajes de mitos y leyendas de Valparaíso. Octavio Zúñiga, director de Aureotec, se declara un enamorado de la ciudad y de su historia. 

Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Barrio Puerto de Valparaíso: Un mundo de historias por descubrir y disfrutar
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.