Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres

Centenares de visitantes se agolparon en los últimos días para apreciar vísceras y tendones en Bodies 2.0

Imagen de Fernando Rivas Inostroza
1,661 Lecturas
18 de Mayo, 2017 12:05

Por Fernando Rivas Inostroza

Se acaba de ir de Valparaíso una exposición sorprendente.  Bodies 2.0 cautivó durante casi un mes el interés de los porteños, mostrando el lado interno de las vísceras, los tendones,  los huesos y los músculos a la intemperie de una serie de cuerpos orientales  en una vitrina de vidrio, ante los ojos sorprendidos de estudiantes, profesores y público en general.

Fueron tantos los que llegaron a un costado de Biblioteca Severín en  los últimos días, a mediados de mayo, que formaron largas filas en el sector del Arco del Triunfo de la ciudad puerto. Entre ellos un grupo de futuros periodistas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Los cadáveres, porque eso eran,  fueron donados  a la ciencia para el aprendizaje de los diversos rasgos y condiciones propias de la anatomía de los seres humanos.  De un modo directo y visual no dejaban prácticamente nada a la imaginación. Por el contrario, iban mucho más allá del desnudo, revelando el interior de cada uno de nosotros,  ya fuera hombre o mujer, anciano,  adulto o niño.

DEL ASCO AL ESTUPOR

Las expresiones de quienes vivieron de primera fuente la experiencia con estos cuerpos plastinados fueron múltiples y  variaron desde el estupor o el asco hasta la admiración y la sorpresa.  No todos los días es posible apreciar un cerebro, tanto en su volumen como en sus capas internas. Tampoco la evolución de un feto desde el cuarto mes de embarazo hasta que está en condiciones de ser parido.  Igualmente, tampoco es común ver la tensión de los músculos de una mujer corriendo,  cuando algunos ya están estirados y otros se están contrayendo, para producir el movimiento.

La expectación fue constante y expresaba, continuamente, a través de gestos de asombro o de sorpresa contenida, el impacto ante las imágenes. No obstante, cuando eran necesarias las explicaciones, éstas no llegaban en la profusión o abundancia necesarias y menos con la profundidad requerida. Por el contrario, sólo quedaba la admiración y la sensación de encontrarse ante algo pocas veces visto

Profesores y estudiantes de  colegios, especialmente, se sentían maravillados con lo que estaban apreciando, aún cuando, como siempre,  el desorden y las jugarretas propias de la niñez y de la adolescencia perturbaban el ambiente  de estudio y reconocimiento al que invitaban las imágenes.

Finalmente, la exposición de varios cuerpos en diferentes actitudes, ya sea leyendo una revista,  o simplemente de pie, como observando el horizonte, ofrecieron una perspectiva diferente a la versión anterior de la misma exposición, que, con el tiempo, parece estarse convirtiendo ya en una tradición del conocimiento y del saber sobre el cuerpo humano en Valparaíso.

Sin duda, se trató paradójicamente de una experiencia muy viva, mucho más que la de los cuerpos que contenía.

Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres
Bodies 2.0 y su paradójica enseñanza: Valparaíso tuvo otra viva exposición de anatomía con cadáveres

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.