Comienza el sueño de extender el Metro hasta La Calera

Según lo expuesto por la delegación a cargo, se proyecta una extensión de 26,3 kilómetros de vías, que debería ser cubierta en 28,4 minutos y que tendrá cinco estaciones completas y de alta tecnología.

Imagen de El Martutino
965 Lecturas
11 de Septiembre, 2019 18:09
Foto: Huawei / Agencia Uno

El retorno del tren de pasajeros hasta La Calera será una realidad y debería estar operando el año 2026. Esa es la principal conclusión de la reunión sostenida por el alcalde de Quillota, doctor Luis Mella y una delegación integrada por representantes de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, EFE y el consorcio CDI Consultrans, que actualmente desarrolla la ingeniería básica del proyecto.

El encuentro es parte del proceso de difusión que se desarrolla con las municipalidades de las comunas que abarcará la extensión, con el objetivo de exponer detalles del proyecto, sus principales cifras y características, además de conocer las inquietudes y necesidades que las autoridades locales puedan tener.

La actividad tuvo lugar en la Municipalidad de Quillota y contó con la participación de Juan López, director del proyecto de extensión del Metro Valparaíso hasta Quillota; Nina Sepúlveda, ejecutiva de Relacionamiento Comunitario del proyecto y Eduardo Espinoza, del consorcio CDI Consultrans. Por parte del Municipio asistieron, además, el director de Tránsito Patricio Encalada y profesionales de esa unidad y la Dirección de Obras.

Según lo expuesto por la delegación a cargo, se proyecta una extensión de 26,3 kilómetros de vías, que debería ser cubierta en 28,4 minutos y que tendrá cinco estaciones completas y de alta tecnología en San Pedro, Quillota Sur, Quillota Centro, La Cruz y La Calera. Entre Limache y San Pedro tendrá dos vías, para la circulación de trenes de pasajeros durante el día y de carga en la noche. Entre San Pedro y La Calera, en tanto, habrá tres vías, dos para pasajeros y la ubicada más hacia el oriente, para la circulación de trenes de carga.

El proyecto contempla además un túnel doble en San Pedro, debiendo definirse durante este proceso si se amplía actual o se construye un segundo. Además, se adquirirán 15 trenes nuevos para el tramo, ya que circularán convoyes cada 12 minutos en horario normal y cada 6 en horario punta. También se instalarán dos subestaciones eléctricas -posiblemente en San Pedro y La Calera- y un nuevo taller de mantenimiento, que apoye al existente en Limache, considerando que aumenta el número de trenes circulando.

El proyecto va

La antropóloga Nina Sepúlveda, ejecutiva de Relacionamiento Comunitario del proyecto de extensión, partió por aclarar que el proyecto está inevitablemente en una etapa de no retorno y ahora sí, efectivamente, se va a concretar. Según señaló, “son planes trienales, por lo tanto, no son cosas que de un día para otro se puedan dar de baja o subir, sino que responden a una planificación estratégica de parte de la empresa y recursos que nos asignan también las divisiones a cargo de esto. La tranquilidad ante eso, este proyecto va y va avanzando a ritmo del que va un proyecto tan grande como este y con las exigencias que se tienen hoy en día para cualquier inversión pública. Así que la invitación a que se sumen al proyecto”.

Para mayor claridad, la profesional detalló el cronograma de trabajo y los plazos de cada una, considerando que actualmente se trabaja en el diseño de la ingeniería básica, proceso que comenzó en julio pasado. “Lo que se hizo anteriormente fue la prefactibilidad, que son los primeros estudios muy generales, para ver si un proyecto es viable o no. Ese estudio dio positivo, hay una rentabilidad social asociada que hace que el Ministerio de Desarrollo Social nos financie, entonces estamos en una etapa de Factibilidad, donde se analizan ya todos los elementos que se necesitan para concretar la extensión. Son definiciones que tienen que ver con la ingeniería básica y luego se pasa entonces a la de detalles y construcción. Estamos hablando de un plazo de dos años, aproximadamente a mediados ya del 2021 estar terminando esta etapa e iniciar entonces la ingeniería de detalles y la construcción, para un horizonte ojalá del 2026, 2027 como dijo nuestro presidente, poder estar operando el tren a manos de Metro Valparaíso, que es la filial a cargo en esta región”.

 

Tendrá cruces bajo nivel

El alcalde Luis Mella recordó que los trenes de pasajeros dejaron de circular por la provincia cuando él llevaba dos años en el cargo, en 1994. Por ello, como uno de los principales gestores e impulsores de que el sistema vuelva a operar en la zona, no ocultó su satisfacción por la información concreta recibida e invitó a los vecinos de la zona a creer en el proyecto y sumarse a él.

“Ratifica una vez más que estamos en tierra derecha ya, que lo del tren de pasajeros es algo real. Se está trabajando, se están invirtiendo miles de millones ya y tiene un plazo. Un proyecto hermoso que, entre otras cosas, nos muestra la posibilidad de estar entre San Pedro y Quilllota en cinco minutos y con una cantidad de pasajeros impresionante en el año, lo que hace que este sea un proyecto muy exitoso, rentable socialmente. Yo quiero hacer un llamado a la comunidad, para decirle que en esta oportunidad sí podemos creer que el proyecto va. Es verdad que se anunció muchas veces, pero como nunca hoy día se está haciendo un trabajo que tiene un altísimo costo y del cual, seguramente, ya no hay retorno”, dijo el jefe comunal.

En la reunión también se ratificó que los trenes circularán en superficie, pero en un espacio confinado por mallas protectoras y que los 26 cruces vehiculares o peatonales que hay en el tramo, por seguridad, pasarán bajo las vías. El alcalde Mella dijo que “nos han confirmado que no va a haber ni un solo cruce a nivel. Lo que se desnivela es el paso de los vehículos y de los peatones, eso hay que decirlo claramente. Lo otro que es importantísimo es que desde San Pedro hasta La Calera va a tener tres vías, una para la carga y dos para pasajeros. Moderniza todo lo que es la conectividad en la Provincia de Quillota y nos va a permitir estar entre La Calera y Valparaíso en solo 83 minutos, lo cual es extraordinario y entre Limache y La Calera en solo veintitantos minutos. Eso significa ahorro de tiempo y el ahorro de tiempo significa calidad de vida también”.

Según se detalló en la reunión, en julio del 2021 debería estar lista la ingeniería básica, para licitar la fase de ingeniería de detalles y obras, que tiene un plazo preliminar de 36 meses desde su adjudicación. En paralelo, el consorcio a cargo debería también iniciar la tramitación de la evaluación ambiental del proyecto.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.