Consejos para una colación saludable

Según la OCDE, Chile es el sexto país con más obesidad infantil.

Imagen de Revista Cuchareando
806 Lecturas
07 de Julio, 2013 11:07

En la Región de los Lagos el 13,1% de los menores de 6 años es obeso y el 27,7% ya tiene problemas de sobrepeso. Por esto, es necesario que los padres les enseñen a los pequeños qué es una correcta alimentación para así evitar en un futuro los problemas de colesterol, glucosa e hipertensión.

Julia Ortiz, Subdirectora de la Escuela de Salud de AIEP, nos entrega una serie de tips para cuidar a nuestros niños y entregarles la nutrición necesaria para lograr una mejor concentración y aprendizaje. 

La buena colación debe tener un equilibrio entre proteínas, carbohidratos y grasas buenas, evitando los alimentos ricos en azúcar, sal y grasas saturadas. Debe ser balanceada, incluir un lácteo, de preferencia descremado, una fruta y cereal. 

La edad y sexo de cada niño es importante, los menores entre 3 y 4 años deben consumir una colación de 100 calorías, mientras que los escolares entre 150 y 200 calorías. Los adolescentes, por estar en pleno crecimiento, deben tener una colación de 250 calorías.

Un menú saludable puede incluir un yogurth y un sándwich con mermelada dietética, de preferencia pan tipo marraqueta que es el más sano, también puede estar acompañada por jamón de pavo, palta o quesillo. Otra opción sería incluir una leche individual y una fruta.

Hay que evitar los snaks como galletas, papas fritas y suflés, son altos en grasas saturadas y no aportan los nutrientes necesarios. Además de ser más caros que otras opciones más naturales como la fruta.

Es mejor que los niños no lleven dinero, ya que no saben qué es lo que deben comer y optarán siempre por cosas sabrosas pero menos saludables.

La originalidad es fundamental para los más pequeños, que por lo general no les gusta comer frutas y verduras, por eso debe pensar las colaciones para la semana y comprar lo necesario para que no se repitan, así el niño tendrá una alimentación variada y balanceada.

La fruta deshidratada, nueces y almendras también son un gran aporte recomendado para todas las edades, además de ser excelentes antioxidantes, protegen el sistema cardiovascular, disminuyen el colesterol y mejoran la concentración. Deben ser naturales, evitar los salados, confitados o fritos.

Intente incluir algo dulce, pero sano, como un pedazo de queque de zanahoria o un kuchen casero de durazno.

Un dato extra es evitar el sedentarismo desde temprana edad y mantener el estímulo por la actividad física durante toda la etapa de crecimiento para formar un buen hábito.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.