Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada

Los viñamarinos nos preguntamos ¿qué medidas se están tomando? Hay un silencio que preocupa y genera mucha ansiedad.

Imagen de Daniela Bastías Nasi
3,385 Lecturas
25 de Marzo, 2020 17:03

Por Daniela Bastías Nasi

Sentimientos encontrados… finalmente se ha pronunciado el Ejecutivo en materia de turismo, gastronomía y hotelería, pilar fundamental de nuestra región; debemos cerrar, sin fecha de retorno, pudiendo trabajar sólo con modalidad delivery.

Y es que para el emprendedor, su local o negocio es como un hijo, una extensión de sí mismo, y es muy difícil tener que cerrar las puertas, cuando para muchos un solo día sin trabajo afecta de manera sustancial para llegar a fin de mes.

Pero trabajamos con personas, e incluso operando sólo con delivery, los trabajadores se exponen a contactos con gente o superficies en el trayecto a sus trabajos; los proveedores llegan de lugares diversos, incluso desde otras regiones, con condiciones desconocidas de seguridad, y los clientes o repartidores, aunque sea delivery, pueden incurrir en errores por mero descuido, como tocar mesones, dinero, o hablar a menos de un metro y medio de distancia.

El COVID-19 tiene características de superviviencia de hasta incluso tres días en el ambiente y las medidas de aislamiento o “cuarentena” se enfocan en bajar la curva de contagio y evitar seguir expandiendo el virus a personas sanas. 

Este virus desaparece del cuerpo luego de 15 días, generando inmunidad, por ende, quienes tengan seguridad, sospecha o dudas de exposición al riesgo, la solución es empatizar y quedarse en casa por este período de tiempo para dejar de expandir la enfermedad.

Nos preguntamos cómo, con una explicación tan clara y simple de lo que significa y la manera de combatirlo, seguimos viendo una enorme cantidad de comercio ambulante y establecido, ferias y mercados abiertos, locomoción colectiva a tope sin medidas de resguardo y motociclistas aglomerados esperando sus pedidos, sentados en cualquier esquina o vereda, muchos de ellos sin protección.

Porque las PYMES ya llevan arrastrando una crisis económica severa producto del estallido social de octubre del 2019, que sólo dejó más deudas. Los servicios básicos no perdonaron ni un solo día de retraso en los pagos y los bancos no postergaron cuotas, sino que nos ofrecían más créditos para entrar en la rueda de endeudarse para pagar deudas.

El IVA fue simplemente postergado, lo que significa que al mes siguiente debías pagar doble… ¿es eso realmente una ayuda? No hay que ser economista para darse cuenta que este movimiento significaba un período importante de tiempo del cual sería muy difícil repuntar. Y así fue, un fin de año lleno de temor, por un lado por destrozos de actos delictuales, y por otro, la llegada a Occidente de esta epidemia que recién nacía.

Los viñamarinos nos preguntamos ¿qué medidas se están tomando? Hay un silencio que preocupa y genera mucha ansiedad.

Y no es que no se haya hecho nada, al contrario. SEREMIS del Trabajo y Economía, Municipalidad y SERCOTEC han estado apoyando a través de mesas de trabajo y buscando la manera de aportar económicamente o intentando dar opciones de manera más eficaz. Pero es en el gobierno central donde se corta la comunicación y la eficacia que se requiere para la respuesta ante la urgencia de los hechos. 

“¿De qué nos sirve ganar un SERCOTEC de Barrios Comerciales si dentro de poco no existirá el comercio que postuló a él?”, comenta Javier Álvarez, Presidente de la Asociación de Locatarios Comerciales Barrio Poniente.

¿El gobierno? Hasta ahora sólo se ha pronunciado de manera sustancial en relación a quienes pueden seguir trabajando con la modalidad del “Teletrabajo”, y como si esto ya no fuese un privilegio (sí, el poder trabajar desde casa lo está siendo) la preocupación se ha proyectado incluso a establecer las horas de descanso y pagos de servicios que usas para su correcto desempeño.

Sin desmerecer estas medidas, ¿se han olvidado de independientes, oficios y profesiones que involucran mano de obra y ejercicio presencial del trabajo? ¿Cómo es que siendo la masa de trabajo más grande en Chile, aún no estén claras las medidas de protección?

Y digo protección para ambos: pymes y trabajadores…. las opciones son precarias para poder intentar sobrevivir y al mismo tiempo cumplir con los trabajadores y sus necesidades. 

- Los bancos sólo entregan facilidades de créditos (endeudarse más para pagar otras deudas). 

- Las deudas tributarias serían postergadas y facilitadas de pago a plazos acotados. Pero la deuda sigue ahí, y si no hay cómo abrir, ni éstas ni las que se aproximan serán canceladas.

-El proyecto de ley que busca poder optar a un seguro de cesantía, ¿a quiénes ayuda?, ¿por cuánto tiempo?, ¿desde cuándo rige?, ¿cómo operaría?, ¿cuál es el monto?

Preguntas que aún no tienen respuestas, y que, cual bomba de tiempo, mientras más pase, más perjudiciales serán las consecuencias.

¿Toque de queda? Parece que rige para algunos…. sólo en el sector de Barrio Poniente en Viña del Mar ya han habido más de cuatro robos nocturnos a locales comerciales en una semana; las cámaras de los locales y vecinos nos cuentan de la cantidad de “cuidadores” y gente ambulante que están todas las noches rondando. Pregúntese usted, qué hacen en el sector si no hay autos que cuidar…. 

¿Qué pasó con el control de toque de queda? La respuesta de esta gente es que no tiene dónde ir… y ¿qué hacemos en ese caso? ¿quién soluciona estas problemáticas?  

Aún sin respuestas. ¿Y el resultado a la fecha? 53 locales cerrados y sólo 8 con delivery. Juzgue Usted.

Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Crónica de una muerte anunciada: El comercio local agoniza y nadie hace nada
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.