[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso

Jornada de limpieza reunió a estudiantes universitarios, vecinos y scouts, quienes recolectaron 600 kilos de basura, especialmente colillas de cigarrillo, que son altamente contaminantes.

Imagen de Fernando Rivas Inostroza
2,384 Lecturas
17 de Junio, 2019 11:06

Por Fernando Rivas Inostroza

Un total de 600 kilos de basura fueron extraídos desde los espacios públicos de la escalera Gutemberg y del pasaje Astorga en el cerro Los Lecheros del sector de Barón, durante la acción social de limpieza ecológica, emprendida por los vecinos de la población José Ignacio Zenteno y un grupo de estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, junto a un grupo de scouts.

Los principales desperdicios recolectados fueron colillas de cigarrillos y restos de vidrios, junto a innumerables residuos, como botellas de vidrio, latas de bebidas y cerveza y hasta la puerta de un vehículo, todos los cuales fueron finalmente separados para favorecer un posterior proceso de reciclaje.

La jornada, vivida durante el transcurso del pasado sábado, forma parte de tres intervenciones que desarrollarán los estudiantes universitarios, junto a los habitantes del sector, con el fin de generar una conciencia ecológica en favor del cuidado del medio ambiente y del tratamiento de la basura domiciliaria. Las otras dos se verificarán los días 29 de junio y 14 de julio, oportunidades en las que se desarrollarán acciones de promoción del cuidado del entorno y la instalación de basureros, colilleros y señalética alusiva. También se prevé la posible pintura de un mural gigante con motivos ecológicos, que se sume a los 13 ya existentes en las paredes de los edificios del sector y que han convertido a este núcleo poblacional en un atractivo turístico de la ciudad.

Las aspiraciones de los vecinos apuntan a convertir a Barón en el primer cerro ecológico de la ciudad, por el cuidado, precisamente, de su entorno, tarea que ha sido apoyada por la organización no gubernamental “Giro”, formada por estudiantes de la Universidad Católica de Valparaíso, quienes obtuvieron fondos de la institución para poder llevar adelante esta tarea de acción social.

Marieta Olavarría, presidenta de la unidad vecinal número 53, del cerro Los Lecheros, manifestó, al final de la limpieza, su agradecimiento a los jóvenes universitarios, como a los scouts del colegio San Ignacio de Loyola, que se sumaron a la iniciativa, ya que todos demostraron su espíritu emprendedor y solidario, al venir muchos desde otros sectores de la ciudad para colaborar en esta iniciativa. “A ellos les expresamos nuestro más sincero agradecimiento y esperamos que próximamente cuenten con el apoyo de empresas y autoridades, para que su esfuerzo no solo sea reconocido,  si no que se vaya incrementando en favor de nuestra comunidad y otras de la ciudad de Valparaíso”, señaló.

A su vez, Eduardo López,  dirigente de la ONG “Giro”, expresó sentirse también muy satisfecho por la jornada, dada la numerosa convocatoria de colaboradores que llegaron hasta la escalera Gutemberg y los distintos espacios públicos abiertos con una gran vista a la bahía de la ciudad. Según explicó este  estudiante de la Escuela de Economía y de Negocios PUCV, la tarea fue desarrollada con mucha voluntad y dedicación y agradeció el apoyo del grupo de scouts, pues dieron cuenta de la solidaridad y apoyo entre jóvenes de distintas edades. Agregó que lo más difícil fue retirar la gran cantidad de trozos de vidrio porque estaban semienterrados en los distintos  niveles de los miradores de la escalera y en las laderas del cerro, por lo que hubo que hacer esa tarea en forma muy cuidadosa y con la ayuda de guantes. También señaló que la recolección de colillas de cigarro fue muy demorosa por el pequeño tamaño de estos residuos, los que se encontraban en forma numerosa en el sector, ya que son muchos los que acuden hasta allí para disfrutar de la vista de Valparaíso, bebiendo o fumando.

Indicó que tales residuos son altamente contaminantes, pues sólo una colilla es capaz de enturbiar y dañar 8 litros de agua, por lo que su retiro se hace urgente y necesario.

A su vez, Yassir Saa, estudiante de la misma organización, llamó a los jóvenes y demás personas que concurren a este mirador para que disfruten del paisaje, pero siendo cuidadosos al momento de deshacerse de latas de bebida o cerveza, así como de los restos de sus cigarrillos, ya que lanzarlos a la ladera o, simplemente a los espacios de tierra, termina generando una grave contaminación. “Pueden fumar perfectamente, pero no porque la colilla sea tan pequeña y desechable se la puede tirar en cualquier lugar.  Hay que ser un poco más cuidadosos y depositarlas en ceniceros o colilleros como los que pensamos instalar aquí”, señaló.

En la actividad participaron también estudiantes del curso de Comunicación y Cambio climático de la PUCV quienes contemplan en sus planes de estudios el desarrollo de actividades prácticas como ésta, tal como se puede apreciar en su blog curso3c.wordpress.com

Martina Gajardo, estudiante de Geografía, manifestó que ella se va de intercambio a Alemania y que como tal pretende combinar los conocimientos y experiencias adquiridos en Chile con los que va obtener en Europa, de manera de generar una conciencia más global y acabada acerca del cambio climático y de la necesidad de proteger el medio ambiente. Claudia Collao, de la misma carrera, quién también viaja Alemania, manifestó que el trabajo había sido agotador principalmente por la recolección de las colillas de cigarro, las cuales acumularon en varias botellas de plástico, para su posterior reciclaje, por medio de empresas que se dedican especialmente a estos residuos  y que son gestionadas por exalumnos de la Universidad.

Por su parte, Diego Segura, futuro ingeniero en Bioprocesos, expresó su satisfacción ante la oportunidad de colaborar y de poner su trabajo al servicio de la comunidad, propiciando un ambiente libre de contaminación. En tanto, Esteyder Zentería, estudiante de intercambio proveniente de Ecuador, quien reside actualmente en Quilpué, señaló que dentro de su currículum de estudios una de las actividades importantes consiste precisamente en desarrollar acciones sociales que involucren el contacto con comunidades.

A su vez, Joaquín Pereira, de la Escuela de Trabajo Social,  manifestó que dicha labor le permitió un contacto más estrecho y permanente con las personas que serán después depositarios de sus servicios, tal como lo promueve el sello de su futura profesión.

La población José Ignacio Zenteno, dónde se desarrolló el operativo, es un núcleo habitacional de la década de 1960, cuyos orígenes se remontan a la acción de las Cajas de Previsión,  del antiguo sistema tradicional, que financiaba este tipo de construcciones para trabajadores y obreros. Ella se encuentra enclavada en los altos del mall de Valparaíso y la historia de ese sector también aparece reseñada junto al proyecto de limpieza, en el blog gutemberg.home.blog. Allí históricamente han residido por décadas familias de ex  ferroviarios y actualmente se encuentra en proceso de recuperación, mediante diversos proyectos sociales.

[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso
[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso
[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso
[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso
[FOTOS] Barón quiere ser primer cerro ecológico de Valparaíso
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.