Obesidad y Covid-19: “Estamos viendo una tendencia que es preocupante”

Obesidad y Covid-19: “Estamos viendo una tendencia que es preocupante”

24 Junio 2020

Conversamos con el Dr. Claudio Canales, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Bariátrica y Metabólica, que comentó sobre las implicancias del Covid-19 para las personas con obesidad y cómo han abordado a los pacientes pre y post operatorios en medio de la pandemia.

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor Corresponsal Corporativo

Respecto a la situación del Covid-19 en Chile y en cómo éste estaría afectando a la población con obesidad, teniendo en cuenta que casi el 75% de la población chilena presenta obesidad o sobrepeso, según la última Encuesta Nacional de Salud. ¿Cómo ve usted el panorama para las personas obesas hoy en día?

Obviamente las condiciones locales no nos favorecen, desde octubre del año pasado, Chile es el primer país de la OCDE con más porcentaje de sobrepeso y obesidad; probablemente uno de los países más obesos del mundo y eso hace que el panorama no sea bueno.

Nosotros tenemos los datos de lo que ha ocurrido en China, España e Italia, en los que se habla de pacientes con obesidad y con enfermedades a las que conlleva la obesidad, como hipertensión, diabetes, hígado graso, lo que juega un rol importante en que estos pacientes cursen un cuadro más severo de infecciones por Covid-19.  Con respecto a la data nacional, no hay estudios científicos todavía, pero sí se ha consultado en centros y hay un porcentaje importante de pacientes jóvenes que han sido conectados a ventilación mecánica, que tienen obesidad; entonces estamos viendo una tendencia que es preocupante.

Estudios han advertido que las personas con obesidad tienen mayores problemas de ventilación por lo que el Covid-19 podría afectarles aún más. ¿Qué otros problemas asociados a la obesidad pueden complicar a una persona que sea obesa y se enferme de Covid-19?

Las enfermedades que se han descrito que tienen complicación por Covid-19 son las asociadas (a la obesidad), hipertensión, diabetes, hígado graso. Hay un estudio hecho en Italia, con colaboración de Canadá y Alemania, que describe que las personas con obesidad, con porcentaje de grasa aumentado, tienen un estado pro inflamatorio, o sea, ya vienen con una inflamación de base y eso puede ocasionar cuadros más graves de Covid-19. Estos pacientes que ya están inflamados, pueden desencadenar una respuesta inflamatoria mucho más grave y eso hace que puedan cursar una infección mucho más severa.

¿Cuáles son las recomendaciones que hace la Sociedad Bariátrica a los pacientes con obesidad y/o enfermedades metabólicas durante esta crisis sanitaria?

Hoy los recursos y esfuerzos están en otro lado. De momento, lo que hemos recomendado como Sociedad es suspender las cirugías bariátricas hasta que se den condiciones como áreas separadas, que el comité local de une establecimiento de salud pueda tener protocolos preparados para estos casos de cirugías electivas y ahí podrían reasumirse.

También le hemos comentado a los pacientes que este es un buen momento para tomar sus controles pre y post operatorios, a través de telemedicina, con sus equipos multidisciplinarios. Además, hemos hecho cápsulas informativas para los pacientes en que se recomienda mantener controles, seguir una pauta de alimentación adecuada que ayude a mejorar el sistema inmune, que traten de hacer actividad física online, que esto los ayuda desde los físico y psicológico.

Para las personas que estaban previas a tener una cirugía bariátrica y a las que esta crisis las encontró en pleno post operatorio. ¿Cuáles son las recomendaciones a seguir en ambos casos?

El seguimiento en cirugía bariátrica en todo el mundo es muy bueno durante los primeros años y hoy, estamos reforzando mediante la telemedicina esto. Tratamos de darle información lo más oportuna posible a los pacientes a través de estas vías. Los pacientes que estaban por operarse, debido a las posibles complicaciones que pudiesen producirse por Covid-19 se decidió la suspensión, pero esos pacientes siguen conectados con sus equipos hasta el momento en que sea posible realizar la cirugía. Y en el caso de los recién operados también trabajamos bajo esa fórmula.

La obesidad es una enfermedad que no ha sido protagonista de las políticas públicas y que tiene muchos problemas y que, en casos como esta crisis sanitaria, muestra su peor cara. Como sociedad científica, ¿cuáles son los tópicos que esperan abordar pensando en mejorar la situación de las personas obesas en el futuro?

Chile es uno de los países que no ve a la obesidad como una enfermedad sino como una condición, esto está guiado por un estigma sobre los pacientes que padecen de obesidad porque les dicen que no dejaron de comer o que no hacen actividad física, pero la verdad es que la obesidad es una enfermedad como cualquier otra. Antes de la pandemia, e incluso antes de lo sucedido en octubre con el “estallido social”, íbamos super bien avanzados para poder llevar este tópico a nivel gubernamental y así más pacientes pudiesen tener más a tratamientos. En Chile el 95% de los pacientes que se operan lo hacen por el sistema privado y sólo un 5% es cubierto por FONASA.

Como sociedad hemos trabajado en reuniones gubernamentales, con parlamentarios, trabajamos también junto al programa Elige Vivir Sano. La otra parte son estudios sobre cómo afecta la obesidad a la población chilena; uno muy relevante es el que se realizó en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, liderado por el Dr. Cristóbal Cuadrado, que muestra el impacto de la obesidad en el país desde el 2010 hasta al 2030 y estima la muerte anual de 12 mil personas por esta enfermedad y sus condiciones asociadas.

La obesidad es un tema relevante en salud pública y esperamos que, en un futuro próximo, considere poner más alternativas en el tapete, considerando que somos el país con mayores índices de obesidad de la OCDE.