Parkinson: Señales que podrían alertarnos

El parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que se da cuando las células nerviosas no producen una cantidad suficiente de dopamina, una sustancia química del cerebro responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo.

Imagen de Especial Mi Voz
389 Lecturas
03 de Diciembre, 2019 18:12

Se estima que 40 mil personas viven con Enfermedad de Parkinson en el país y que por lo menos un 30% no lo sabe. Las proyecciones, por otra parte, indican que esta cifra seguirá creciendo junto con el aumento de la esperanza de vida en el país. Cabe señalar que el parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta principalmente a los adultos mayores.

Esta patología se produce cuando las células nerviosas no generan una cantidad suficiente de dopamina, la cual es una sustancia química del cerebro responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo.

Existen señales de alerta temprana que podrían ayudar a las personas a identificar una posible amenaza de la enfermedad. De todas maneras, si se presenta alguno de estos síntomas lo recomendable es que visiten a su médico.

Temblores: Pueden presentarse de forma insignificante en dedos, manos, mentón o labios. Sin embargo, no es necesario alarmarse cuando hay temblores después de un día de ejercicios, de heridas o si se está tomando un medicamento que pueda originarlos. Es común que esta incomodidad vaya en ascenso con el transcurrir de los días. De ser así, se debe acudir a un especialista.

Problemas con el sueño: No se trata necesariamente de insomnio sino que más bien está relacionado con los movimientos bruscos en la cama. Son giros más bruscos de lo normal, puñetazos, patadas, golpes e incluso caídas de la cama sin darse cuenta.

Rigidez en el cuerpo: No siempre se considera, pero es uno de los principales síntomas de la enfermedad. Los expertos señalan que lo más común es que las personas experimenten inmovilidad en los brazos, una extraña sensación de pies “pegados al piso”, dolores en las caderas u hombros.

Pérdida del olfato: Las personas comienzan a experimentar ciertas dificultades para reconocer los olores. Por ejemplo, el no poder distinguir entre el olor de la canela y la gasolina, es una clara señal de alerta.

Cambios en la voz: La voz comienza a disminuir su volumen en quienes padecen la enfermedad. Si este síntoma es notorio y reiterado en el tiempo es necesario que los pacientes acudan a su médico.

Modificaciones en la escritura: Debido a la enfermedad, la caligrafía se torna un tanto más reducida de lo acostumbrado y con espacios cada vez menores entre cada letra. Es necesario permanecer siempre vigilante porque todo esto ocurre repentinamente.

A tener en cuenta estos síntomas y consultar siempre al médico en caso de presentarse alguno.  

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.