Hacer un comentario

¿Qué sucede con las Dunas de Concón? Una historia de falta de voluntad política

06 Julio 2020

La historia de la creación de un Santuario en las Dunas de Concón tiene larga data, y aun así sigue siendo un tema vigente por los intereses contrapuestos por el uso de este territorio. De disputas judiciales hay mucho que escribir al respecto, pero poco y nada sobre el problema de fondo.

Raimundo Tapia >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Mucho se ha escrito acerca del Santuario de la Naturaleza de la Punta de Concón, mejor conocido como Dunas de Concón, o coloquialmente como las dunas. Se ha escrito sobre ellas no solo porque su belleza escénica cautive a sus visitantes y vecinos, siendo una postal ícono de la ciudad y parte de su identidad local. Ni por su diversidad biológica, ya que gracias a su microclima y otras características del entorno, permite albergar a especies que comúnmente se encuentran más al norte y al sur del país. Tampoco ha sido por su historia geológica, tan antigua y única, que merece calificar este territorio como una rareza geográfica, baluarte de un rico patrimonio natural.

En realidad, sus atributos han sido por lo general un tema secundario, o mejor dicho, el interés subyacente de muchos tras escribir tanto sobre este lugar, ya que el motivo principal ha solido estar asociado a los conflictos de interés por el uso de este territorio. Como la memoria colectiva suele ser frágil, pretendo contextualizar brevemente sobre este asunto y así dilucidar por qué este polémico tema sigue aún vigente luego de casi 30 años.

Un Santuario en eterna disputa

El día 30 de Julio de 1991, 22 agrupaciones de distinta índole patrocinaron el “Plan de conservación de Medio Ambiente, Concón/450”, el cual tuvo como fin declarar Santuario de la Naturaleza a las Dunas de Concón. Dada esta situación, el Consejo de Monumentos Nacionales acordó la realización de estudios detallados del área, por lo que durante mayo de 1992 y julio de 1993 se dieron a conocer informes sobre la fundamentación científica de la aprobación y promulgación del santuario ante el consejo, y el 5 de agosto de 1993 el Ministerio de Educación, bajo el consentimiento del Consejo de Monumentos Nacionales, declararon bajo Decreto Supremo N° 481 Santuario de la Naturaleza aproximadamente 50 de 150 hectáreas del Campo Dunar.

Sin embargo, dicho Decreto Supremo firmado por el entonces Presidente de la República, Patricio Aylwin y el Presidente del Consejo de Monumentos Nacionales y Ministro de Educación, Jorge Arrate, no fue publicado en el Diario Oficial hasta el 28 de Abril de 1994. Esto "luego de una acalorada controversia sobre el tema entre las partes involucradas y que derivó en la promulgación y publicación, en la misma fecha, de una modificación al Decreto acordado" (ver informe). Es así que el día 9 de marzo de 1994 se promulgó el Decreto Supremo N° 106, el cual, modificando el Decreto anterior, disminuyó el Santuario a sólo 12 hectáreas.

Luego en el año 2005 la empresa constructora Reconsa S.A, la cual en 1979 compró centenares de hectáreas de propiedad fiscal por un monto desconocido, ingresó un nuevo anteproyecto inmobiliario en el sector de las dunas. Esto generó reacciones en el mundo político, aprobándose en la Cámara de Diputados un proyecto de acuerdo para pagar la expropiación y así destinar toda la zona anteriormente designada al Santuario de la Naturaleza. Esta situación no prosperó, pero el año 2006 la Municipalidad de Concón, bajo el mandato del alcalde Oscar Sumonte y la empresa constructora, acordaron el aumento del Santuario a 21,8 hectáreas, estando 19,5 en Concón y 2,3 en Viña del Mar.C:\Users\Rai\Desktop\El Martutino\Bosques y Costa de Montemar 2019.jpg

Es así como en el año 2011 la empresa Reconsa S.A, esta vez bajo la inmobiliaria Montemar, presentó un nuevo anteproyecto que implicaba la construcción de 11 torres de departamentos en plena duna mayor. Por lo que tras el intento de la empresa por cerrar el acceso a esta zona, se desencadenó una reactivación de movimientos ciudadanos y cierto interés político en pro de la protección del Santuario, junto con una serie de controversias entre la empresa constructora y el municipio de Concón. Así pues, tras un agitado año 2012 en lo judicial, que terminó con una sentencia de la Corte Suprema prohibiendo el cierre de las dunas y las construcciones en el lugar, fue que el 4 de Enero de 2013 se publicó un nuevo Decreto con la extensión del Santuario de la Naturaleza a 30,1 hectáreas, tamaño que es el que actualmente posee.

El problema de fondo

Hoy el área de protección es significativamente inferior a la de la iniciativa original. Además, el Decreto recién mencionado estipula que el Ministerio de Medio Ambiente proponga en el plazo de un año las bases para el manejo del Santuario de la Naturaleza. Sin embargo dicho plazo se cumplió hace más de 6 años y todavía no existe ningún plan al respecto, dejando la amarga sensación en la ciudadanía que las Dunas de Concón continúan desprotegidas y que su futuro es una incertidumbre.

C:\Users\Rai\Desktop\Concón Nativo\Google Earth\Bosques y Costa de Montemar\Bosques y Costa de Montemar futuro.jpg

Proyección de la expansión urbana sobre las Dunas de Concón (no considera el área de protección actual)

Son casi 30 años desde que un grupo de personas tuvo la iniciativa y visión de querer resguardar parte de este entorno natural para las generaciones venideras, y hoy es esto lo que más hace falta: Una visión de futuro y de desarrollo humano sostenible, que involucre acciones multidisciplinarias que beneficien a toda la población. Para esto se debe establecer un mayor diálogo entre todas las partes involucradas, y así intentar llegar a un acuerdo sensato que sea equitativo, que tenga durabilidad en el tiempo y satisfaga los intereses de la comunidad. El problema de las dunas se puede resolver con voluntad política, y es necesaria una señal clara de todas las partes involucradas.

Foto: Huawei / Agencia Uno

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.