Fundación Planea: Oficios, el saber de una práctica

Fundación Planea: Oficios, el saber de una práctica

17 Julio 2020

Un oficio nos lleva a una relación humana y territorial necesaria hoy en día, es llevar una actividad a una escala en donde podemos entender el impacto inmediato que generamos en los más cercanos y en nuestro entorno.

Héctor González... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

En estos tiempos donde nos hemos visto obligados a estar más tiempo en casa, sin duda a más de alguno nos ha despertado el interés por cocinar, preparar pan, un queque o las múltiples variedades que nos ofrece la cocina. Quizás también ha sido la oportunidad de reparar algunas cosas del hogar o comenzar algún proyecto de mueblería, en pocas palabras, retomar la práctica de los oficios. Aquella actividad relacionada con el simple acto de fabricar algo con muestras manos, conectarnos con su materialidad, a entender sus posibilidades y también las nuestras.

Porque practicar un oficio nos lleva a una relación humana y territorial necesaria hoy en día, es llevar una actividad a una escala en donde podemos entender el impacto inmediato que generamos en los más cercanos y en nuestro entorno; en ocasiones, los insumos que utilizamos los encontramos solo en nuestro territorio, generando así un grado de pertenencia. Crear a partir de algo tan elemental como nuestra fuerza motriz y persistir, es hacer de nuestra práctica una forma de vida.

Y para contarnos más sobre los oficios, tuve la oportunidad de conversar con Javiera Ovalle, Directora Ejecutiva, y Carolina Hornauer, Directora de Fundación Planea.

¿Cómo nace la idea de crear Fundación Planea?

Carolina Hornauer (C.H): Fundación Planea es una iniciativa familiar. Parte de nuestra familia se educó en la Universidad Santa María de Valparaíso en la época en que tenían internado y la educación era gratis y de calidad. Con este ejemplo es que el 2016 fundamos Planea con una mirada de educar en la sustentabilidad y de poder desarrollar talleres de oficios, que nos dimos cuenta eran difíciles de encontrar en la zona, a bajo costo, y también llevar adelante proyectos para la sociedad en general. Es así que comenzamos a armar la malla de talleres y a rehabilitar el espacio donde tendríamos nuestra sede, lo que terminamos en diciembre del 2018.

​¿De qué manera pueden ayudarnos los oficios a un desarrollo personal?

Javiera Ovalle (J.O): Los oficios nos entregan herramientas para entender cómo habitar el mundo y poder desarrollarnos a través de un hacer. Nos muestran un camino que requiere autonomía, esfuerzo y disciplina y eso es pura formación de voluntad, lo que finalmente es lo más importante a la hora del crecimiento personal. El trabajo en un oficio puede llevarnos a encontrar un ritmo personal, donde finalmente podemos tener cabida en esta compleja orquestación que el sistema en el que estamos nos exige.

C.H: El aprendizaje de los oficios es necesariamente con el “aprender haciendo”, que es un espacio-tiempo donde potenciar nuestras capacidades y donde el ensayo y el error son bienvenidos. Aprender un oficio requiere de paciencia, y tiempo también, pero la retribución es muy grande, porque podemos trabajar creando. Y lo otro que me gustaría mencionar, es que a través de los oficios nos relacionamos con materiales que vienen de la naturaleza, arcilla, madera, piedra, mimbre, lana, por nombrar algunos, y esto nos lleva a una mejor comprensión de donde viene lo que nos rodea, y eso de todas maneras nos ayuda a comprendernos mejor como parte de un todo, y a no estar “alienados”.

Vivimos un período complejo, somos parte de un sistema frágil y precario, y me atrevo a pensar, que a través de los oficios, del “hacer a escala humana”, comenzaremos una nueva forma de trabajo y economía. ¿Qué opinan al respecto?

J.O: Creemos que efectivamente estamos en un escenario muy complejo, frágil y que va hacia el colapso. El camino que vislumbramos es reeducarnos es a través del hacer, donde la necesidad va a diseñar un modo que nos hará reverdecer a la fuerza. La forma de resurgir será desde el punto de quiebre y de encuentro por lo que será fundamental la colaboración y la revalorización de lo simple. Esperamos que se venga una transformación profunda tanto de la vida material como de la manera de producir y consumir, y así poder transformar la vida de la comunidad y la toma de decisiones que ésta requiere.

C.H: En Planea hemos postulado que debemos cambiar nuestra manera de vivir, tendiendo a una vida más simple. Esta tremenda crisis ha sido para algunos una oportunidad para retomar muchas labores asociadas a los oficios y a darnos cuenta que la sustentabilidad puede ser integrada a nuestra vida diaria, tanto como manera de ser más autónomos, de educarnos de otra manera, de alimentarnos mejor, de poder construir ciertas cosas, y así, ir generando también una manera de vivir diferente, donde naturalmente necesitemos consumir menos, una cosa lleva a la otra.

Oficio y territorio van de la mano, utilizamos lo que tenemos más próximo y lo que la tierra nos da. ¿Cuáles son los oficios que siguen siendo parte de nuestra ciudad y/o región?

C.H: Me voy a enfocar en lo que tenemos más cercano, nuestro barrio y la ciudad. Oficio se puede definir como aquella labor que no se estudia y que se traspasaba de generación en generación. Esto ha ido cambiando y los oficios hoy en día han de aprenderse de manera autodidacta o en talleres como Planea o en otras escuelas/talleres que hay, y que cada vez son más. El panadero, el zapatero, soldador, yesero, barberos son oficios que aún existen, pero que de a poco vemos como algunos de ellos desaparecen. Tenemos el volantinero, también quedan algunos torneros en madera. Te diría que todos aquellos que aún fabrican y reparan cosas podemos llamarlos maestros de oficios. Es un buen ejercicio recordar qué oficios conocemos o cuáles oficios recordamos de nuestra infancia….y también aprovecho de hacer un llamado a volver a reparar las cosas….busquemos quién pueda arreglarlas….estaremos dando trabajo digno, le estaremos dando más vida a un oficio y más vida a un objeto.

¿Cómo lo pueden hacer las personas para saber y acercarse a la Fundación?

En estos momentos no estamos funcionando de manera presencial por la contingencia sanitaria, así que nuestro canal de comunicación son las redes sociales. En nuestro Instagram @fundacionplanea y en nuestro Facebook estamos permanentemente posteando tutoriales que van en la línea de nuestros talleres, reutilización textil y costura, trabajos en madera, recetas y buenos datos de cocina, huerta y reflexiones, todos ellos realizados por [email protected] profesores y colaboradores de Planea.

Tenemos una web donde pueden conocernos más y ver todas las actividades que hemos realizado, tanto talleres, como residencias, workshops y proyectos. En ella se pueden inscribir para recibir un newsletter mensual, ¡los invitamos a dejar su correo!

www.fundacionplanea.org

Si alguien quiere contarse con nosotros pueden escribirnos directamente a [email protected]

Y una vez que se levanten las restricciones sanitarias los estaremos esperando en nuestros talleres y actividades, como las sesiones de puertas abiertas.


Galeria Imagenes: