La felicidad de Connie Castro y su doble nominación en los Premios Pulsar 2020

La felicidad de Connie Castro y su doble nominación en los Premios Pulsar 2020

04 Mayo 2020

De la mano de su primer disco titulado Miscelánea logró dos nominaciones: mejor cantautor y mejor artista del año.

Cristián Hormazábal >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Por Cristián Hormazábal

Los premios Pulsar 2020, cuyo objetivo principal es destacar lo mejor de la música nacional, dieron a conocer este miércoles 27 de abril los nominados en sus 21 categorías. Destaca la presencia de la cantautora local Connie Castro, quien de la mano de su primer disco titulado Miscelánea logró dos nominaciones: mejor cantautor y mejor artista del año.

Esta Licenciada en Música de la Universidad de Valparaíso, cuyas canciones tienen una raíz folclórica, reconoce que sus influencias caminan entre los trabajos de Violeta Parra, Chabuca Granda y María Elena Walsh. Comentó lo feliz, contenta y honrada que está por estas nominaciones, y en especial por ser la única mujer en la categoría cantautor, situación que vuelve a poner sobre el tapete el dilema de los espacios y la voz de las mujeres en el arte.

Si bien las canciones no fueron compuestas para un disco que retrata su mixtura cultural (chilena – colombiana), más bien son el resultado de su vida y de su proceso personal. Connie comenta que la construcción del LP se dio de manera natural, que al observar este relato sonoro con raíz latinoamericana, cargada de una búsqueda identitaria e interior, la llevaron a la conclusión que este trabajo era una integración de todas las partes. Algo así como una miscelánea.

“Cuando decidí hacer este disco empecé a seleccionar las canciones que representaran ese proceso interior de las raíces, pero también temáticas que tuvieran que ver con la tierra. Canciones que tuvieran influencias de ritmos folclóricos, ya que ninguna canción es como tal. No tienen una estructura fiel a algún tipo de folclore, puesto que tienen muchos de arreglos de cuerdas -cosas más contemporáneas- y mixturas sonoras como las percusiones, los arreglos de voces y  las armonías que son un poco más modernos”, explica.

Dada la historia orgánica del disco y la búsqueda personal que conlleva hacerlo, Connie logra seleccionar 12 canciones cuyos poemas tienen la facultad de retratar los distintos paisajes y experiencias de vida que han construido su personalidad. Sin embargo, al preguntarle si destacaría alguna melodía en especial y por qué, la cantautora señaló “creo que por épocas tengo mi canción que toco más. Pero obviamente Miscelánea la hice como un resumen de todo el proceso creativo de las canciones del disco. Aun así “El trayecto” también es súper representativa e importante, pues fue un empuje para empezar a compartir mi música”.        

Hoy por hoy, continúa levantándose muy temprano para recorrer el perpetuo trayecto ancestral y cantar a quienes transmitieron con sus errores el brío, el fuego.