¿Conoces la Agroecología? Te explicamos e invitamos a participar de estos talleres en línea

¿Conoces la Agroecología? Te explicamos e invitamos a participar de estos talleres en línea

02 Octubre 2020

La agroecología emerge como una alternativa a los sistemas de producción hegemónicos que surgieron tras el fin de la segunda guerra mundial, rescatando saberes ancestrales, culturales y entablando una relación con la naturaleza.

Raimundo Tapia >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Si uno busca en internet el significado de la agroecología, se encontrarán a primera vista explicaciones bastante genéricas que apuntan a la aplicación de procesos ecológicos en los sistemas de producción agrícola, pecuaria y forestal, así como en los sistemas alimentarios. Sin embargo, la realidad es mucho más compleja y profunda, englobando múltiples saberes y conocimientos. Desde @xilema.educacion, un proyecto de dos jóvenes de Concón que combina la ciencia, el arte, la educación y sobretodo el amor por la naturaleza, nos explican más en detalle esta ciencia desde su visión y experiencia, e invitan a adentrarnos y a experimentar con ella a través de la participación en un nuevo ciclo de talleres.

- ¿Qué es y cómo surge la agroecología?

La agroecología es una disciplina científica, un conjunto de prácticas y un movimiento social. Ésta emerge como una alternativa a los sistemas de producción hegemónicos que surgieron tras el fin de la segunda guerra mundial, tales como la agricultura intensiva y a gran escala, los monocultivos, y también a la aplicación de pesticidas e insumos derivados del petróleo. Estas prácticas predominantes actualmente, si bien en un principio parecían lógicas y prometedoras ya que podrían solucionar problemas globales como la escasez de alimentos, han ido demostrando que conllevan efectos negativos que son bastante mayores a sus posibles beneficios.

Por ejemplo, uno de estos efectos es la degradación de los suelos, lo cual lleva a la necesidad constante de aplicar nuevos “paquetes tecnológicos” por parte de los agricultores para poder seguir produciendo en una tierra ya infértil, creándose un sistema de dependencia. En muchos casos, sobre todo en países en vías de desarrollo, los agricultores no poseen el dinero suficiente para costear estos insumos, viéndose obligados a vender sus tierras y/o migrar masivamente a las ciudades, muy empobrecidos. Esto sin mencionar además que tanto la calidad nutricional como la diversidad de los alimentos han decaído considerablemente en las últimas décadas producto de estos tratamientos no naturales.

Ante este panorama entonces es que surge la agroecología, una ciencia que por tanto también engloba aspectos políticos, sociales y económicos, lo que la diferencia de la agricultura orgánica la cual se atañe esencialmente a la sustitución de los insumos por unos más amigables con el ecosistema, pero siempre dentro de la lógica de los sistemas de producción agrícola actuales. En este sentido la agroecología va más allá, rescatando los saberes ancestrales,  culturales y entablando una relación con la naturaleza a través de conocimientos que, en definitiva, apuntan hacia el buen vivir del ser humano.

- ¿Cómo se inserta la agroecología en el contexto regional?

La agroecología al llevar los principios de la naturaleza a la producción de alimentos, beneficia a las personas como consumidores y al ecosistema. Por tanto, en cualquier lugar que se produzca alimentos bajo estos principios, se estará resguardando y potenciando los servicios ecosistémicos del entorno. Esto es fundamental especialmente para el caso de la región, la cual es una de las más degradadas del país en lo que respecta a sus suelos y reservas de agua, lo cual no es sólo por el cambio climático sino por la lógica productiva que impera y que no vela por resguardar los servicios ecosistémicos.

La agroecología entonces siempre va a ser una alternativa viable, inclusive ante la presencia de problemáticas medioambientales, porque no sólo busca producir alimentos, sino que mejorar el ecosistema y así tener un sistema sostenible en el tiempo.

- Y en un plano más local, o inclusive familiar e individual, ¿Qué beneficios nos brinda la agroecología?

En el caso de la creación de una huerta, los principios agroecológicos nos permiten ser autosuficientes e independientes de los sistemas de producción hegemónicos, que tantas consecuencias negativas traen para el planeta y para nosotros mismos. Todo esto sin tener que utilizar ningún insumo externo ya que uno crea un ecosistema propio, resiliente, que provee todo lo que uno pudiese necesitar para tener cultivos sanos. Para lograr esto, elementos como la biodiversidad son centrales, ya que para tratar enfermedades, hongos, bacterias etc., se necesita vida y que ésta sea variada, ¿y cómo atraer esta vida?, con flora nativa y variedad de alimentos, lo que además protege nuestro patrimonio natural, cultural y promueve la soberanía alimentaria.

Esto sólo por un lado. Porque tampoco podemos dejar de mencionar los beneficios terapéuticos, o espirituales si se quiere, de estar en contacto con la naturaleza. Debemos comprender que todo el conocimiento de la humanidad viene dado por la observación directa de la naturaleza que hicieron nuestros antepasados, creándose un espacio de inspiración que propicia además un estado meditativo. De esta forma entramos en contacto con nosotros mismos también, y con los ritmos propios de la naturaleza ya que al observar las plantas, en este caso las de tu propia huerta, creas un vínculo y te das cuenta que en la vida hay tiempos, ciclos y momentos. También nos enseña a disfrutar de las cosas simples; el cosechar tu propio alimento entrega satisfacción, felicidad, y realmente uno se maravilla ante situaciones tan comunes como cuando surgen los primeros frutos.

Talleres

Los talleres son un completo curso en donde se entregan algunos de los fundamentos de esta ciencia, así como diferentes herramientas para el diseño, preparación y mantención de una huerta bajo principios agroecológicos.

“En nuestros talleres hacemos dialogar de forma didáctica y bidireccional los saberes culturales, científicos, técnicos y prácticos. Fomentamos un proceso pedagógico participativo y buscamos transmitir los diferentes fundamentos ecológicos para que puedas generar aprendizajes significativos en los diferentes contextos del buen vivir.”, comentan.

El ciclo completo está conformado por 6 módulos los cuales se pueden tomar por completo o por separado, comenzando el próximo martes 6 de Octubre con un módulo sobre semillas ecológicas y almácigos. El taller tiene una modalidad teórica y práctica demostrativa, se entregarán las presentaciones en PDF y se compartirá material de apoyo cuando sea necesario. Para más información, puedes contactarte directamente con ellos a través de su instagram @xilema.educacion