Entrevista a Marcela Varas, candidata a alcaldesa por Viña del Mar: “Esta administración hace rato tiró la esponja”

26 Enero 2021

Concentrada en sus labores como concejala, pero con los ojos puestos en la alcaldía. En conversación con “El Martutino”, la candidata del PPD asegura que jamás imaginó la magnitud del déficit municipal y que la ambición personal de la actual edil superó al proyecto de ciudad.

Alejandro Comun... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

¿Por qué crees que la Alcaldesa Reginato ha estado tantos años en el poder? ¿Cuál crees que ha sido su fórmula?

“Yo creo que la alcaldesa sale electa porque en general el municipio ha generado una fórmula en la cual ellos tienen un sistema de clientelismo muy bien implementado. Eso significa que contratan dirigentes en el municipio para ciertos trabajos. La verdad es que en términos políticos cuando llega la hora de la campaña, bajan la red y el sistema ya está operativo. Por eso es importante que los cargos de elección popular no sean más de tres períodos, porque lo que uno va viendo acá se va perdiendo el sistema. Cuando tú ya tienes la operatividad del sistema tú tienes un engranaje”. 

¿Cómo es posible que el concejo municipal no se haya dado cuenta de esta bomba que estaba a punto de explotar?

“Yo asumo como concejal el 2016 y lo primero que hago es pedir una auditoría externa. Obviamente me dijeron que no. No conté con ningún apoyo para eso. Cuando tengo acceso a todas las partidas presupuestarias con asesores externos, nos vamos dando cuenta que lo que pretenden hacer ver como un conejo no es un conejo, es un gato. Por lo tanto, yo que hago: rechazo el presupuesto. Y en esto no han transcurrido un año. Con ese rechazo y con ese presupuesto más los análisis yo concurro a la Contraloría, porque ya tenía los elementos.

Nosotros en el juicio del Tribunal Electoral llevamos tres años. Yo me he llevado todo mi período haciendo todo lo que te he contado. Es muy extraño. Lo que están haciendo es tratar de dilatar el proceso. Yo entiendo que es una presentación de uno de los municipios más grandes del país. Pero necesitamos una respuesta más rápida. Yo soy además el único concejal que es querellante en esta causa. Esto se empieza a generar en el año 2009, cuando el municipio solicita un leaseback por el déficit existente. Y esto se transforma en una bicicleta. Yo me pregunto porque esto no se frenó antes”.

¿En qué momento comienza la decadencia de Viña del Mar?

“Yo creo que el declive de Viña del Mar se produce efectivamente en la gestión de Reginato. Tienes que pensar que son 16 años de historia. O sea, es mucho tiempo. Muchas administraciones reconocen que lo que había antes era una viña distinta. Cuando tú estás con los vecinos en los cerros, los vecinos te dicen que este municipio en particular centró toda su gestión en el borde costero.

El tema es que, con los años, en lugares como la Población Vergara, los vecinos te van a decir que están abandonados. Es cosa de ver el centro de nuestra ciudad. No han sido capaces de satisfacer las necesidades ni de los cerros ni del sector céntrico. Que además es el sector que tú le vendes en las postales a los turistas. Yo siento que esta administración hace mucho rato tiró la esponja. Yo quiero morir siendo alcaldesa decía. Representa una ambición personal pero no un proyecto de ciudad. A mí me gustaría recuperar el Viña de antaño. Ese Viña romántico. El desafío es como logramos traspasar ese romanticismo a una ciudad del siglo XXI. Para avanzar como comuna tenemos que tener una identidad y esa siempre ha sido turística”.

¿Sientes que los candidatos independientes se están transformando en rivales duros de vencer?

“Uno tiene que ver sus fortalezas. Aquí no vale vestirse de independiente cuando no se es. En el caso de Rodrigo Vattuone se dice que es independiente, pero tiene un arraigo en la ciudad que más bien desde la Armada en particular y entiendo que más bien está ligado a la centro-derecha. Hay que ser transparente y decir desde donde uno se levanta y se construye cada día.

Yo nací desde el mundo social. Lo que me tiene aquí hoy día es eso. Mi abuelo era refinero. Yo nací en Villa Dulce CRAV. Mis vecinos me eligieron presidenta de la Junta de Vecinos a los 22 años. Yo era muy joven. Nos alineábamos con otros vecinos en el sentido que teníamos problemas comunes. No es un día, no es un mes. Es toda una vida al servicio de los vecinos. Yo fui dirigente y también tuve que esperar a las autoridades. Con mucho respeto”.

Hablando de respeto: ¿Crees que la clase política le ha faltado el respeto a la ciudadanía en estos últimos años?

“Yo creo que cuando tú no escuchas al otro desde la posición que sea, tú le faltas el respeto. Aquí no se le ha escuchado a la gente. Eso ha generado una sensación de rabia ante la injusticia que es la que nos ha tenido así”.

¿Cuál consideras que es el mayor error de la clase política en los últimos tiempos? ¿Se cumplió la promesa del Presidente Aylwin de un país realmente libre y democrático?

“Yo siempre he creído que Aylwin fue el Presidente de la transición. Fue como una puerta. Una puerta que se va a abrir a un futuro desde un pasado. Todo veíamos ese futuro en colores, pero es importante entender que esto es una bisagra. Se mantuvo el modelo económico. Eso en vez de permitirnos avanzar, nos ha estancado y finalmente tenemos una brecha social. Eso ha generado una injusticia que tú ves en las calles, incluso en Viña del Mar. Es muy injusto”.