Entrevista a Sebastián Balbontín, candidato alcalde: "Si seguimos con el municipio actual, Limache continuará perdiendo su patrimonio e identidad"

Entrevista a Sebastián Balbontín, candidato alcalde: "Si seguimos con el municipio actual, Limache continuará perdiendo su patrimonio e identidad"

26 Enero 2021

Oriundo de Limache, Balbontin apuesta a ser una alternativa para mejorar la calidad de vida de la comuna y recuperar su patrimonio cultural, ambiental y su identidad local.

Jenny Arriaza >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Sebastián Balbontín es el único candidato de la centro izquierda que competirá contra la derecha en las próximas elecciones municipales en Limache y que recoge apoyos transversales de gran parte de la oposición. Su objetivo es claro: “recuperar Limache para las y los limachinos”. Así lo señala al ser entrevistado por El Martutino, apuesta a construir una comuna donde lo local, lo tradicional y lo ambiental, tengan un rol protagónico, todo esto con una mayor y real participación ciudadana para decidir el futuro de la comuna. 

De orígenes limachinos, este joven profesional ha dedicado gran parte de su vida al trabajo social y político, comenzando tempranamente en el Instituto Santa María Hermanos Maristas de Limache y en la enseñanza media en el colegio Francisco de Miranda en Quillota. Luego de sus estudios en Chile y en el extranjero, Balbontín ingresa a trabajar en la Municipalidad de Valparaíso. Acerca de su equipo, nos cuenta Sebastián, son personas con mucha experiencia en lo territorial, provenientes del mundo de las organizaciones sociales, académicos, limachinos y limachinas principalmente. El objetivo de este equipo será conducir el destino de Limache, desde la participación, la focalización territorial y una transparencia activa.

Sebastián, eres el único candidato de la centro izquierda para las elecciones municipales de abril ¿Qué rol jugarás en la unidad de la oposición para ganar el municipio? 

Bueno, primero habría que decir que Limache no es Santiago ni Viña del Mar, es una comuna donde finalmente nos conocemos entre todos, donde aún puedes encontrar espacios de diálogo y formular propuestas. Desde esa perspectiva, queremos liderar la unidad de la oposición con un proyecto real y concreto que hable de transparencia, de probidad y de mayor participación ciudadana en el municipio. Es sumamente importante construir esta unidad y para ello contamos con un equipo de trabajo transversal en función de esta alternativa y así consolidar las demandas y el mensaje que la ciudadanía levantó luego del 18 de octubre.

En esta construcción de unidad cada actor de la oposición juega un rol específico, existe un vínculo con el territorio, una trayectoria con las dirigencias sociales, hay un proyecto y un compromiso con propuesta progresista para Limache. Esa propuesta, no viene dada desde los partidos, ni desde el equipo, es una co-construcción que se está levantando hace un mes en diferentes espacios, con encuentros programáticos, online y reuniones con todas las personas que se han acercado al proyecto. 

¿Por qué decidiste postular al municipio de Limache y cuáles serían tus proyecciones? 

Hace un año vecinas y vecinos de Limache formamos una organización que se llama Barrio Limache, con la que hemos participado en los diferentes procesos locales, apoyamos iniciativas de fiscalización de muchos actores en defensa del medio ambiente y el territorio. Nos dimos cuenta que hay una ciudad que está siendo consumida por proyectos inmobiliarios y la depredación del medio ambiente. Somos testigos de cómo en la última década, el estero de Limache ha sido completamente destruido, un lugar que se transformó en basural y donde el robo de agua se hizo costumbre. Un lugar que ha perdido su paisaje natural y su convivencia con la ciudad.

Es por estas y otras razones, que creemos que los próximos cuatro años serán claves para definir el rumbo y horizonte de la comuna y para ello debemos proteger su patrimonio, su riqueza, su identidad local y su paisaje urbano. Buscamos proteger la calidad de vida, lo bueno que tiene Limache y proyectarlo hacia el futuro.

Sin duda, la ciudad necesita un nuevo aire, un nuevo rumbo y por eso es muy importante generar un proyecto que cuide la comuna y construir una alternativa diferente para Limache, no queremos convertirnos en otro Viña del Mar, es decir en una ciudad que dejó su patrimonio a merced del crecimiento inmobiliario.

El deterioro se ha ido acumulando en Limache, ha llegado mucha gente a vivir acá y se entiende, es una comuna hermosa y tranquila, el problema es que el Municipio no ha tomado las medidas necesarias para que el crecimiento de la ciudad no deteriore la calidad de vida. Así vemos que hoy a ciertas horas del día la congestión vehicular es insoslayable, las calles se han deteriorado, no existen vías alternativas de tránsito.

Sabemos que la gente mira con urgencia el recambio en el municipio, no quieren seguir perdiendo su calidad de vida, sus vistas, su tranquilidad y eso nos hace ver el futuro con mucha esperanza. 

En caso que ganes las elecciones ¿Qué harás al llegar al municipio y que te diferenciará del actual gobierno? 

Lo primero que vamos hacer durante el primer año es una agenda de transparencia y de reestructuración de la orgánica interna municipal. Realizaremos una auditoría interna y externa para ver la situación financiera y revisaremos los contratos con empresas para transparentar todo lo que se ha hecho en la última década. Es fundamental entregar esta agenda de transparencia a la ciudadanía para visualizar los posibles problemas en las arcas municipales.

Hay que reestructurar el departamento de vivienda que no ha dado el ancho para el problema de vivienda digna que hay en la comuna. En los últimos diez años, el problema de la vivienda digna ha estado sujeta a la responsabilidad individual de cada persona. Creemos que debe existir un departamento con profesionales y los instrumentos necesarios para construir una solución concreta para la vivienda.

También promoveremos políticas de sueldo digno que impida que cualquier trabajador municipal gane menos de $500.000 por su jornada laboral. Para eso, acabaremos con las políticas de las horas extras, que tan mal le han hecho a los municipios.

Queremos fomentar y robustecer el sistema de salud comunal y para ello reforzarlo con la mayor cantidad de servicios comunitarios: farmacia, óptica, ortopedia y laboratorio, son nuestros objetivos. Veremos si en los dos primeros años contamos con los recursos para levantar estos servicios y ayudar así a la gente a tener un respiro, la salud digna debe ser un derecho.

Queremos impulsar una dirección de cultura para apoyar a los actores culturales de la comuna y generar un fondo anual donde puedan postular y así fomentar una política de desarrollo cultural comunal. También apostamos por crear un departamento de patrimonio, dado que hemos visto un deterioro del paisaje patrimonial de la comuna, amenazado por la especulación inmobiliaria y tenemos que ver cómo generamos una gestión en función de poner en valor nuestro patrimonio arquitectónico, urbano e identidad cultural.

Es impresentable que un municipio no cuente con un departamento de desarrollo económico, para nosotros será una prioridad, creemos en la urgencia de la reactivación económica de la comuna, debemos impulsar políticas de apoyo hacia las y los comerciantes. El municipio actualmente no cuenta con medidas paliativas que permitan sostener y ayudar al comercio local. Y para nosotros, para nuestro proyecto la economía local es fundamental, debemos proteger a nuestros innovadores y emprendedores.

Por último, creemos fundamental iniciar una reestructuración de la dirección de seguridad, la seguridad es un tema transversal, que nos toca a todas y todos, tenemos varias ideas en mente que iremos trabajando con la comunidad.

¿Cuáles, según tú, son las claves para construir un nuevo Limache? 

El nuevo Limache ya está avanzando, el Limache del futuro ya está mostrando sus características, algunas más positivas que otras, pero nada que no pueda modificarse. Tenemos un Limache que se aleja cada vez más de lo que todos queremos y que tiene que ver con la calidad de vida. Por tanto, tenemos que reconstruir una comuna que va en deterioro, para cuidar lo bueno que tiene, esa vida de barrio, ese vínculo directo con la naturaleza, lo que nos hace vivir en paz en una comuna que todos queremos. Para ello, el municipio tiene que planificar, tiene que ponerse a disposición para proyectar este nuevo Limache. Poner dentro de las prioridades el problema de la vivienda, hacia donde crecerá Limache, poner atajos a las inmobiliarias para que no construyan en sectores patrimoniales. Tenemos que hacer que la ciudadanía participe como instrumento de cambio y eso se construye con confianza, por eso es importante la unidad política del proyecto. Estamos construyendo nuestro programa con la comunidad y eso genera confianza y ganas de participar y ser parte de los procesos de transformación. La ciudadanía informada, activa y participativa siempre tendrá un espacio en nuestro proyecto.

Estas últimas semanas han salido voces a cuestionar tu crítica a los edificios en altura por tu relación familiar con la corredora de propiedades que participó en el proceso de venta de un terreno en Urmeneta ¿Qué relación real tienes con ese proyecto? 

No tengo ninguna relación con el proyecto, ni con la venta del terreno. Tampoco he solicitado audiencias con el alcalde, ni tampoco lo ha hecho ningún familiar. Al contrario, siempre he sido un férreo detractor de todo proyecto inmobiliario que afecte el patrimonio de la comuna. Mi lucha, nuestra lucha por defender a Limache, no va a parar nunca, aunque algunas voces ligadas al municipio y al concejo quieran atribuir a otros, las responsabilidades de su mala gestión, desde la ciudadanía somos claros y no queremos ni permitiremos que estos edificios en altura dilapiden nuestro patrimonio e identidad. Tuvieron más de 8 años para propiciar un plan urbano con proyecciones, pero nunca lo hicieron.

Quiero ser bien claro, quienes me intentan relacionar con la venta de ese terreno, no están buscando proteger Limache, solo están interesados en desviar el foco de atención para que el movimiento pierda fuerzas y los temas importantes no aparezcan.

Lo mismo está haciendo el actual alcalde al anunciar con bombos y platillos la “paralización” de la obra, sin explicar que se trata de una medida transitoria, que el permiso sigue vigente y que podría continuar cuando la constructora responda a las observaciones.

Ante este doble discurso y falta de una gestión clara por parte de la autoridad, debemos actuar con unidad y nunca olvidar el objetivo final.

Cuando era pequeño me encantaba caminar por la arboleda de la calle Urmeneta, esos árboles inmensos, me hacían sentir que estaba en mi lugar en el mundo, estos árboles están acá hace cientos de años y nosotros solo estamos de paso, esos árboles que vieron caminar a mi abuelo, a mis padres, a mí y a mis hermanas, deben estar ahí para ver crecer a las futuras generaciones de limachinas y limachinos, y haré todo lo necesario para que así sea.

Este proyecto colectivo para mi es eso, es pensar en el futuro de Limache, sintiéndonos orgullosos de su pasado, de su forma de vida, de su ruralidad, para así, proyectarnos al futuro. Tengo muchas ganas y fe de que así será.