Ruggero Cozzi, Candidato Constituyente: "Hay un sector que está obsesionado con destruir a las ISAPRES cuando en realidad el problema está en FONASA”

Ruggero Cozzi, Candidato Constituyente: "Hay un sector que está obsesionado con destruir a las ISAPRES cuando en realidad el problema está en FONASA”

28 Diciembre 2020

El Abogado de 34 años y ex dirigente estudiantil de la PUC es la apuesta de RN para representar al Distrito 7 en la Convención Constitucional. 

Alejandro Comun... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

En conversación con “El Martutino”, Ruggero raya la cancha respecto a los aspectos claves de la actual carta magna y los desafíos del nuevo pacto.

¿Cuál es el mayor desafío que tienes como candidato constituyente, entendiendo que representas a Chile Vamos, oficialismo con una aprobación ciudadana muy baja en la gestión de su presidente?

“Creo que el mayor desafío para quienes aspiramos a estar en la Convención Constitucional es reconectarnos con la ciudadanía. La votación del plebiscito de octubre demostró que los chilenos manifestaron vehementemente el deseo de una Nueva Constitución”.

¿Es muy difícil representar a Chile Vamos en la calle considerando el contexto político actual?

“No tanto. Lógicamente hay cierta resistencia, hay cierta desilusión. El gobierno no la ha tenido fácil tampoco en el último tiempo. Una crisis sanitaria era algo para lo cual ningún gobierno en el mundo estaba preparado. Pero por otro lado si me pasa que cuando tú conversas con las personas en la feria o en las juntas de vecinos, hay ideas de la centro-derecha que están más vigentes que nunca. Y eso es importante saber rescatarlo”.

¿Cuál es la percepción que tiene la gente respecto a la nueva Constitución?

“Esperanza y optimismo hay mucho. Las expectativas son muy altas. Efectivamente muchas personas confían en que la nueva Constitución va a cambiar el Chile actual, pero también uno nota falta de información y de educación cívica en muchos casos. Se confunden a veces los planos, la labor que tienen los parlamentarios, un concejal o un alcalde. Algunos vecinos me piden reparar las calles”.

¿Qué aspecto de la actual Constitución es la que le crees que ha generado más daño a la vida de los chilenos?

“Lo que pasa es que la Constitución no le va a cambiar la vida a las personas. Si tu garantizas derecho a la salud, eso no significa que vayan a mejorar los servicios públicos de salud. Sin duda es priorizar el tema de los derechos sociales, salud, pensiones, educación, vivienda. Hoy en día estamos entrampados políticamente. Mi eje prioritario va a ser el derecho a vivir sin miedo. La delincuencia se viene arrastrando hace décadas y de la necesidad que el Estado se haga realmente cargo de la seguridad pública. Hoy en día está como gran tema de discusión las balaceras que ocurrieron en Maipú. Pero resulta que las mismas balaceras se producen semanalmente en sectores como Reñaca Alto, Miraflores Alto, Valparaíso. Es un problema del día a día. Imagínate que yo converso con ciertos vecinos y una señora me decía que el toque de queda existe hace años. Esto es impuesto por los delincuentes y narcotraficantes. Se sabe que tú no puedes salir a comprar, tus niños no pueden salir a jugar.

Pero la constitución no ha permitido romper con la relación entre la política y el mundo público. ¿Es posible romper definitivamente con esta relación?

“Comparto una premisa de tu pregunta. Creo que la relación política y dinero es algo que tiene aburridos a los chilenos. Los mismos parlamentarios han sido incapaces de abstenerse en ciertas materias en donde tienen conflictos de intereses. Han existido casos gravísimos de cohecho en la política y eso tiene que ser sancionado sin impunidad. Acá las personas que competieron delitos tienen que estar privadas de libertad con una pena que sea acorde a sus conductas”.

“Ahora, que por ejemplo la actual Constitución sea una traba para mejorar la salud, en eso no estoy de acuerdo. El Tribunal Constitucional ha entendido que el servicio que prestan las ISAPRES es un servicio público. Si tu evalúas la percepción del servicio a través de las ISAPRES, ciertamente que hay descontento en algunos aspectos, pero es un servicio de mucha más calidad que en el mundo público. Casi la mitad de las prestaciones de salud la proveen prestadores privados. Que te dice eso. Que incluso quienes están en FONASA con modalidad libre elección, cuando tienen un problema prefieren ir a atenderse a un prestador privado. El problema de la salud en Chile está en FONASA, está en los hospitales públicos. Hay un sector de la política que está obsesionado con destruir las ISAPRES, cuando en realidad el problema está en FONASA.

Respecto al acceso al agua ¿La Constitución actual si es una traba para garantizar el acceso al agua?

“Si tu revisas la constitución actual, se le dedica una sola línea al tema del agua. Que tiene que ver con asegurar el derecho de propiedad que existe sobre el aprovechamiento de las aguas. Yo creo que el drama que tu mencionas es un drama real. Efectivamente yo lo he podido observar. Quizás aquí en la costa se vive más esta realidad en los campamentos.

Detrás de ese problema hay una omisión y falta de infraestructura de servicios sanitario y no tiene que ver tanto como el derecho del agua. Si queremos generar mejores empleos en minería y agricultura, tenemos que darle certeza jurídica al inversionista de que va a poder desarrollar un proyecto. En eso la actual Constitución ha generado un motor de crecimiento increíble. Pero cuando uno pone en la balanza el desarrollo empresarial y la vida humana, esta última tiene que primar.