¿Sabías que existe una calle Almirante Merino en Algarrobo? Vecino presiona para que se le cambie el nombre

¿Sabías que existe una calle Almirante Merino en Algarrobo? Vecino presiona para que se le cambie el nombre

09 Enero 2020

El investigador patrimonial Juan Carlos Arellano presentó ante el consejo municipal una petición para cambiarle el nombre a la calle ubicada frente a la Cofradía Náutica.  

Diego Escobedo >
authenticated user Corresponsal

No existe ninguna señalética que lo acredite, pero en el Google Maps y en los registros de la municipalidad figura con ese nombre: Costanera peatonal almirante José Toribio Merino, paseo con el que termina la calle Carlos Alessandri.

Situación que podría cambiar si prospera la iniciativa de Juan Carlos Arellano, quien presentó esta semana al consejo municipal de Algarrobo una petición para cambiarle el nombre al paseo. “Lo anterior se fundamenta por las comprobadas violaciones a los Derechos Humanos que se provocaron en el período en el que el almirante Merino fue parte de la junta militar entre los años 1973 y 1989”, sostiene la misiva.

De profesión analista de sistemas, Juan Carlos Arellano dedica su tiempo libre a la investigación histórica y patrimonial de los barrios en que habita. Trabaja y vive en Huechuraba durante la semana, pero viaja todos los fines de semana a Algarrobo. Su hobby lo ha llevado a realizar descubrimientos arqueológicos, asentamientos incas y restos de la guerra civil de 1891 entre otros.

Su petición no es la primera pelea que libra contra la memoria de la dictadura. En 2018, durante una de sus investigaciones, descubrió que Lucía Hiriart fue nombrada hija ilustre de Conchalí en 1983, distinción que mantenía hasta ese minuto. En cuanto la información llegó a oídos del consejo municipal, Conchalí le retiró ese reconocimiento a la viuda de Pinochet. Y no ha sido su único logro. En 2018 Arellano interpuso una denuncia ante el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) con la cual consiguió paralizar un proyecto inmobiliario en Conchalí que iba a ser construido en un sitio arqueológico.

Consultado sobre por qué existe hasta hoy una calle con el nombre de Merino, Arellano resalta un hecho no menor: la calle se encuentra ubicada frente a la Cofradía Náutica del Pacífico Austral, lugar donde se planificó el golpe de Estado de 1973, con figuras como Agustín Edwards, Hernán Cubillos y el mismo Merino.

¿Cuál es la crítica que haces a la municipalidad al respecto?

“En general la crítica es a las municipalidades -que no son pocas-, las que no tienen un área de historia, que permitiría en tender la identidad de ciudadano con su comunidad. También a tener un levantamiento de los hechos históricos, arqueológicos y paleontológicos de la comuna, esto lo aprovechan las inmobiliarias y pasan por encima de todo. Entre menos sepa el vecino o ciudadano, las inmobiliarias o grupos de poder se aprovechan”, contó Arellano.

La calle con el nombre del almirante Merino no es el único homenaje que tiene en nuestra región. En el Museo Naval de Valparaíso cuenta con una estatua en el frontis que también ha generado distintas polémicas.

Galeria Imagenes: