Adaptación, la dolorosa forma de reaprender a vivir

Adaptación, la dolorosa forma de reaprender a vivir

25 Marzo 2020

Cada hecho, cada acontecimiento que invita a crear otro estilo de vida constituye un periodo sensible de nuestra existencia, un desbarajuste caótico a partir del cual trataremos, dolorosamente, reaprender a vivir.

Cristián Hormazábal >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Por Cristián Hormazábal

La cotidianeidad da la impresión que la vida no se puede desarrollar en medio del caos, pues el alboroto de lo real genera la sensación de imposibilidad de ordenar en el planeta. Esto radica en que nuestra psique cuenta con la función de acomodar los fenómenos con objeto de dar al mundo una forma estable. Es decir: con ella sabemos cómo conducirnos en la rutina, cómo huir de ella o cómo domesticarla.

Con lo anterior se entiende que tendemos a determinar las cosas. Así llamamos “caos” a un comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunas personas o sociedades entre sí, versus a nuestra tendencia de imaginarnos una forma estable de vida; nombramos “desastres” a una desgracia de grandes proporciones o cuando una forma de vida desaparece. Pero también existen las “catástrofes” que es un cambio brusco a la rutina, un momento que, súbitamente, comienza el desenlace, un corte que obliga a continuar de otro modo la realidad. Ese momento de “caos” permite la evolución entre el antiguo y el nuevo orden.

Así, la “adaptación” es inevitable puesto que los ambientes siempre son nuevos. Bajo esta óptica, tenemos la impresión de sentir que el mundo es estable, simplemente por necesidad de aplicar cierto orden a nuestras estrategias de existencia. De hecho, es cosa de leer la historia universal para apreciar que toda estabilidad es breve y que todo orden conduce al caos. Por lo que la adaptación se convierte en un flash fotográfico de la inevitable transición de una persona que continua viviendo en un medio cuya esencia es cambiante. 

Por lo tanto, cada hecho, cada acontecimiento que invita a crear otro estilo de vida constituye un periodo sensible de nuestra existencia, un desbarajuste caótico a partir del cual trataremos, dolorosamente, reaprender a vivir.