Cazador de eclipses visitó Valparaíso: "Se lo recomiendo a cualquier ser humano al menos una vez en la vida”

28 Junio 2019

Con quince eclipses totales de sol en su cuerpo, explicó que estos fenómenos naturales se han convertido en un reto muy adictivo para él.

El Martutino >
authenticated user Editor

Desde 1998 no ha parado de perseguir eclipses totales de sol. No importa el lugar ni las condiciones naturales extremas que deba enfrentar, nada lo detiene para ser testigo de los fenómenos naturales más atractivos de la astronomía. Es el denominado “cazador de eclipses” más importante de Europa, el astrónomo Miquel Serra-Ricart, director del Observatorio El Teide (Tenerife) del Instituto de Astrofísica de Canarias, España, quien visitó la Universidad de Valparaíso antes de partir a la caza de su próximo objetivo, el próximo 2 de julio, en el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, ubicado en Vicuña, en la Región de Coquimbo. 

Antes de dirigirse a la zona de totalidad realizó una parada en la Facultad de Ciencias UV, invitado por el Instituto de Física y Astronomía, donde ofreció una conferencia a los estudiantes de la carrera de Licenciatura en Física titulada “Eclipses totales de sol 2019-2020: Chile y Argentina protagonistas“.

Con quince eclipses totales de sol en su cuerpo, explicó que estos fenómenos naturales se han convertido en un reto muy adictivo para él.

“En esta vida hay que hacer algo distinto, porque si te pasas la vida yendo a trabajar, llevando a los niños al colegio y yendo a los entierros, pues acabas convirtiéndote en una persona que pasó por aquí sin mayor interés. Ésta es una de las cosas que a uno le da vida. Si ya mi profesión es interesante, por ser astrónomo y ver cosas distintas, los eclipses hacen que cada año tengamos el desafío y la motivación de ir a algún lugar distinto, conocer gente y culturas diversas y además ver un grandísimo espectáculo. Vale la pena, yo lo recomiendo de todas maneras”, asegura. 

Respecto a lo que veremos el próximo 2 de julio, agrega: “Es un eclipse muy curioso, porque la banda de totalidad sólo toca tierra en una isla coralina del Pacífico deshabitada y en Chile y Argentina, lo que es una suerte, porque es difícil que un eclipse pase por nuestro país o nuestra localidad, lo que sucede estadísticamente cada 500 años, por lo cual la gente que está en La Serena y Coquimbo pues es muy afortunada”. 

Para el astrónomo, lo interesante de un eclipse total de sol es una curiosa coincidencia y así lo explica: “La parte más importante, y de la cual se habla poco, es que la luna a pesar de ser 400 veces más pequeña que el sol, está 400 veces más cerca de la Tierra, y esa curiosa coincidencia permite que la luna pueda tapar al sol casi perfectamente, a pesar de ser mucho más pequeña. Yo creo que esa es la parte más interesante y más curiosa de un eclipse”, advierte. 

El doctor Serra agrega que el eclipse del 2 de julio será complicado, porque el sol estará muy bajo y además es invierno en el hemisferio sur, lo que eventualmente podría jugar en contra. Sin embargo, recalca que los pronósticos indican que va a estar despejado en las zonas del interior o más cercanas a la cordillera.

“Lo ideal es intentar no quedarse en la costa, porque como se sabe se pueden formar nubes. Recomiendo intentar subir un poco más hacia la cordillera, tomar altura y tener el horizonte oeste despejado. Este eclipse va a pasar por dos observatorios profesionales, como son La Silla (ESO) y el del Cerro Tololo (Interamericano), lo que para nuestra observación es ideal, va a ser un trabajo fácil comparado a lo que hemos experimentado en eclipses anteriores producidos en Kenia o en Zimbabue, donde no hay absolutamente nada de electricidad, ni internet, y ahí sí que es complicado”, sostiene. 

Finalmente el astrónomo acota que “vivir la sensación del eclipse yo se la recomiendo a cualquier ser humano, al menos una vez en la vida. Yo no me quedaría en la costa, viajaría a la zona de totalidad, porque ahí se podrá experimentar la oscuridad total”.