CChC: "Reforma Laboral promueve la sindicalización y no el bienestar de los trabajadores"

15 Julio 2015

Autoridades de la cartera participaron junto a socios de la Cámara Chilena de la Construcción en el seminario "Reforma Laboral ¿Cómo afecta a las Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción?", realizado en Viña del Mar.

El Martutino >
authenticated user Editor

Con el objetivo de generar un espacio de análisis y debate sobre los alcances y el impacto que tendrá la Reforma Laboral que promueve el gobierno en las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) del sector, la Cámara  Chilena de la Construcción Valparaíso organizó un seminario especial con la participación de la Secretaría Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social.

La actividad se realizó hoy en el auditorio de la asociación gremial en Viña del Mar con la asistencia de más de cincuenta empresarios Pymes de la región y en ella los expositores principales fueron la seremi del Trabajo Karen Medina y el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado.

En un foro moderado por el vicepresidente regional de la CChC Sergio Silva, los expositores pasaron exhaustiva revista los detalles de la iniciativa legal del Ejecutivo, que este mes entró en tierra derecha con su discusión en el Senado.

En la oportunidad el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, explicó la preocupación del gremio por el efecto negativo que el cuerpo legal tendrá en el sector, particularmente por ser una legislación que promueve la sindicalización y no el bienestar de los trabajadores y la productividad de las empresas, al ampliar la negociación colectiva a trabajadores contratados por obra o faena.

“La gente que está discutiendo y legislando estas materias, tienen un profundo desconocimiento del rubro. Cada sector tiene sus propias particularidades y una ley tan general a veces no va a cubrir todos los aspectos necesarios para, efectivamente, lograr el objetivo laboral deseado. En este sentido la propuesta del gobierno desconoce profundamente las condiciones del sector construcción”, comentó el economista.

Explicó Hurtado que en la construcción, “después de ganar un proyecto u obra, la constructora empieza a contratar trabajadores. Es en este momento cuando se acuerdan las condiciones laborales y luego el trabajador firma su contrato de trabajo. El contrato más común entre los trabajadores de la construcción es el “contrato por obra o faena”. En la mayoría de los casos la relación laboral dura entre 6 y 12 meses.”

“Medidas como es la ampliación de la negociación colectiva a trabajadores contratados por obra o faena, afectará gravemente a las Pymes de la construcción, que crean el 81% de los puestos de trabajo en el sector (de los 630 mil puestos a nivel nacional en total), y reducirá las oportunidades laborales de los trabajadores pues desconoce la realidad de esta industria”, argumentó.

Y para dimensionar el impacto en el sector, Javier Hurtado dijo que “De las 30 mil empresas formales de la construcción en el país, son casi todas Pyme. Las empresas grandes son muy pocas –las que tienen más de 200 trabajadores-, serán 300 ó 400 empresas en todo el país. Las que no tienen problemas con los sindicatos. El resto son todas Pymes”.

ESPACIO Y DIÁLOGO

Por su parte la seremi del Trabajo Karen Medina, valoró la instancia de diálogo propiciada por la CChC y dijo que se enmarca también en la voluntad de escuchar a las partes manifiesta por el gobierno en toda la tramitación de la ley.

Al respecto indicó que el diálogo en el seminario se enmarcó en “un espacio necesario para poder conversar con el empleador, a la hora de dar a conocer los aspectos principales de la Reforma Laboral y sus objetivos, y de garantizar un clima de relaciones laborales de confianza, paz social y productividad.”

“Y, por supuesto, también recoger las inquietudes del sector, a propósito de las particularidades del mundo de la construcción, considerando que hoy la Reforma Laboral también considera el derecho a la negociación colectiva para el trabajador de la construcción”, agregó.

En este contexto y consultado sobre el por qué los trabajadores de la construcción no negocian colectivamente, Javier Hurtado explicó que ello es “porque estas negociaciones buscan incorporar en las remuneraciones de los trabajadores aumentos “futuros” de productividad, los que no se producen cuando se trata de trabajos de corta duración.”  Y como dato agregó que en los últimos 10 años las remuneraciones de los trabajadores de la construcción han aumentado en promedio 55%, mientras que el alza promedio nacional en el período ha llegado sólo al 33 por ciento”.   

Finalmente Sergio Silva, vicepresidente regional de la CChC y moderador del foro, destacó que el sector construcción es un rubro de la actividad nacional que presenta muy baja conflictividad laboral y llamó a hacer esfuerzos por mantener esta situación que ha sido históricamente beneficiosa para todas las partes, por lo que –expresó- “ojalá que esta ley no convierta a un sector que por muchos años prácticamente no ha tenido conflictos, en un sector agitado por los conflictos”.

Para finalizar la actividad los representantes de las Pymes asistentes hicieron consultas a los expositores y debatieron sobre sus diferentes puntos de vista.