Diputado González apoya a choferes de locomoción colectiva que denunciaron incumplimientos en subsidios

Diputado González apoya a choferes de locomoción colectiva que denunciaron incumplimientos en subsidios

14 Mayo 2012

Los colectiveros alegan inconsciencia por parte de los dueños de los vehículos e incumplimientos con sus subsidios.

Equipo El Martutino >
authenticated user Corresponsal

El diputado Rodrigo González prestó apoyo público a la complicada situación laboral de los choferes de la locomoción colectiva de Valparaíso, quienes alegan inconsciencia por parte de los dueños de los vehículos e incumplimientos con sus subsidios.

Según informó Radio Bio Bio, Tan sólo un día libre al mes por motivos de restricción, y la obligación de trabajar todos los fines de semana y feriados para cumplir los 15 mil pesos diarios que exigen sus patrones, han terminado por cansar a gran parte de los choferes de la zona.

En una carta enviada al diputado Rodrigo González, se le suma a lo anterior la mantención y bencina, lo que sumado hace que el mínimo diario que tiene que pagar cada chofer aumente a cerca de 34 mil pesos, situación que los colectiveros porteños no quieren tolerar más.

El Diputado González aseguró comprender plenamente su disgusto y que los apoyaría.

Otro problema que reclaman los colectiveros, es que, según ellos, los bonos estatales recientemente aprobados que buscan beneficiar a los trabajadores soporte de la locomoción de la Región, no estaría siendo repartidos a ninguno, favoreciendo sólo a los dueños de los vehículos.

Ante estos antecedentes, González repudió el hecho, recalcando que no se puede lucrar con los fondos estatales, animando a los colectiveros a hacer valer sus derechos.

Comentarios

Imagen de Henry Ackmann

No entiendo que El Martutino

No entiendo que El Martutino no publique en forma inmediata los comentarios de los participantes para así de esta forma ir creando debate entre los lectores, yo dí mi opinión escrita en el tema "colectiveros" hoy muy temprano y ha transcurrido casi muchas horas y aún no se vislumbra ni un solo comentario.

Imagen de Henry Ackmann

No es suficiente la actitud

No es suficiente la actitud del diputado, tiene y puede hacer más por el gremio de los choferes de colectivos. El acceso a días libres, quién lo determina?, la ley del trabajo, Ministerio de Transportes o el dueño del vehículo de transporte colectivo?, ya sabemos de innumerables accidentes con resultado de muerte en vehículos de transporte público local  e interprovincial por el exceso de horas frente al volante de sus conductores. El otro tema donde el diputado puede hacer escuchar su voz ante las autoridades es el tema de los bonos estatales, especifica claramente la ley o decreto hacia donde deben pagarse y quienes son sus receptores finales de estos bonos?,  si el diputado considera un abuso de parte de los dueños de los taxis colectivos, pues estamos ante un presunto fraude y él claramente puede representar el delito ante la justicia. No escapa a la vista de cualquier persona, sea turista o no, que Valparaíso se encuentra invadido de taxis colectivos, se observan más taxis colectivos que automóviles particulares circular por sus calles, incluso obstruyen la normal circulación en varios puntos de la ciudad, vean la Subida Ecuador, es una selva y ocupan toda la calle, este exceso de taxis colectivos hace que los mismos choferes deban permanecer más horas al volante para alcanzar las cuotas más gastos de bencina y mantención, la torta es pequeña para repartirla entre muchos. Se dice que ya no se otorgan más permisos en la municipalidad para taxis colectivos, que estos van desapareciendo por muerte natural y estiman que su vida util puede llegar de cinco a siete años, pero con todo, la plaga sigue como en sus mejores tiempos. La autoridad municipal y de tránsito debe poner mayores exigencias a estos vehículos, reducir el parque de colectivos en Valparaíso, menos colectivos y mejor servicio, más seguridad en los mismos, mayores exigencias a los choferes en cuanto al trato al pasajero y una presentación personal acorde al servicio que representa (afeitado, camisa blanca o celeste y corbata, pantalón normal, no jeans ni zapatillas).