El aporte académico ante la escasez de agua

13 Octubre 2021
Ya no es un hecho que perjudica sólo a los agricultores que viven en los puntos rurales más áridos; la amenaza del racionamiento se asoma incluso por las grandes ciudades de la zona central.
Corresponsal El... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Dr. Darcy Fuenzalida, Rector Universidad Técnica Federico Santa María

Entre los variados desafíos que debemos enfrentar hay una situación que como país, arrastramos por años y no hemos sido capaces de resolver. A diferencia de la sequía, fenómeno meteorológico presente en Chile por más de una década, la escasez hídrica no sólo es resultado del cambio climático, pues también responde a una gestión inadecuada y a un uso ineficiente del agua.

Se trata de uno de los mayores problemas del planeta que además empeora a medida que crecen la población y la industria. Ya no es un hecho que perjudica sólo a los agricultores que viven en los puntos rurales más áridos; la amenaza del racionamiento se asoma incluso por las grandes ciudades de la zona central. 

Con la mayor parte del territorio en crisis urge que todos tomemos conciencia y colaboremos desde nuestros ámbitos de acción. En la academia la tarea incluye no sólo la formación de profesionales con los conocimientos y habilidades necesarios para desempeñarse en el área, también nos corresponde promover la investigación y la ejecución de proyectos que entreguen soluciones concretas a la sociedad. Porque, si bien la tecnología es una herramienta fundamental para hacer frente a la escasez hídrica, no es una solución en sí misma.  

En la Universidad Técnica Federico Santa María tenemos esta certeza hace tiempo, por lo que hemos estado trabajando en distintas iniciativas para contribuir; desde seminarios y conferencias que han convocado expertos de nivel mundial hasta desarrollos tecnológicos enfocados en aristas específicas del tema. 

Destacan, como ejemplo, nuestros proyectos orientados a proveer agua para el consumo de la comunidad. Por una parte, el Departamento de Ingeniería Mecánica diseñó un prototipo que fue instalado en las costas de Valparaíso y permite potabilizar el agua de mar utilizando la energía undimotriz, proveniente del mismo movimiento de las olas. 

Por otra parte, un sistema de purificación de aguas residuales que funciona en base a energía solar -lo cual garantiza su autonomía en sitios donde no hay electricidad- fue creado por un estudiante del Departamento de Electrónica con apoyo de nuestro Instituto Internacional para la Innovación Empresarial, 3IE. La propuesta obtuvo en 2014 el segundo lugar del concurso de History Channel para Latinoamérica “Una idea para cambiar la historia”. 

También es relevante el trabajo de un equipo multidisciplinario de la Universidad que, con una metodología innovadora, rápida y efectiva, el año pasado logró detectar napas subterráneas en sitios complejos de Valle Hermoso, en la comuna de La Ligua. Su labor permite abastecer a los habitantes de estas zonas rurales de la región de Valparaíso, tras años de subsistir a una sequía profunda que los obliga a depender de camiones aljibe.

Desde 2019, además, la USM cuenta con el Magíster en Gestión de Aguas desarrollado en conjunto por los Departamentos de Obras Civiles e Ingeniería Comercial. Se trata del primer programa de este tipo impartido en Chile que responde a la necesidad de formación continua enfocada en la realidad local, entregando herramientas a quienes pretenden asumir labores de dirección, planificación y gestión del sector.

Es así como, desde nuestro rol en la academia, ponemos a disposición del país profesionales del más alto nivel en el manejo del recurso hídrico, con una ética basada en la sustentabilidad y capaces de aportar desarrollos tecnológicos que mejoren la eficiencia en el uso del agua, para sortear el cada vez más evidente cambio climático.