¡Ohhhh bendita seas diversificación!

¡Ohhhh bendita seas diversificación!

22 Julio 2020

Los paradigmas cambian y son los atrevidos los que generan esos cambios, primero en ellos y luego hacia afuera, incluso intencionando nuevas tendencias, hábitos y consumos. 

Horacio Silva Duarte >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Cuando se opta por ser artista, se opta indefectiblemente por el riesgo. En tiempos negros como este, ese riesgo se maximiza, poniéndose a prueba aún más esa capacidad de ingenio de los creadores empedernidos. Muchas veces la realidad arrasa con toda ilusión, motivación y creatividad, algo así como cuando el viento ya es un tornado, no pudiéndote afirmar del fierro más cercano que tenías a mano.

La diversificación no implica matar tu core business, tu negocio central, al contrario, lo puede maximizar, alimentando con su nueva sangre al órgano debilitado por un período determinado mientras dure la crisis. Es así como empresas de tecnología militar están construyendo respiradores artificiales, empresas de calcetas fabricando mascarillas, actores y actrices emitiendo obras online, cantantes líricos dando conciertos y talleres de canto a distancia, restorantes que nunca usaron delivery, ahora usándolo como negocio central, etc. Si te quedas en el dogma vas a perder y te vas a arruinar, así de simple, la realidad cambia, las necesidades también y la adaptación al cambio es uno de los signos de la inteligencia humana. 

También cambian los formatos, del diario en papel a digital, del cassette a CD, que luego pasó a mp3, la cámara análoga a la digital y así ejemplos hay miles; malos ejemplos también como el considerado peor negocio de la historia hecho por una empresa tecnológica que no quiso comprar Google por unos pocos millones de dólares hace no muchos años. ¿Quieres ser como ellos, como esa empresa y lloriquear de por vida? ¿Culpando a tu mamá y a tu papá por lo que no te dieron, al Estado, a Chile y a todo este mundo por que tú no te adaptas? ¡Olvídalo!

Los paradigmas cambian y son los atrevidos los que generan esos cambios, primero en ellos y luego hacia afuera, incluso intencionando nuevas tendencias, hábitos y consumos. Las personas terminan acostumbrándose a cosas que toda su vida negaron y rechazaron. En lo personal, por mucho tiempo creí que internet iba a ser una moda pasajera y miren lo que pasó... ¿Qué harán los magnates del petróleo cuando éste quede obsoleto por los autos eléctricos? ¿Se van a suicidar o se van a farrear toda su fortuna en mujeres Playboy? Es cosa de ellos, cada uno decide la posición que toma en este mundo y en esta vida, la realidad no te espera, tipos como yo tampoco esperamos al que anda paveando y no quiere despertar intencionalmente por temor al cambio y comodidad. Así son las cosas, el destino está en tu decisión y acción. La realidad más destacable es la que uno supera... dice una canción por ahí.

FOTO: Obra de Simón de Madera para proyecto La Calera en Colores 2018.