Valparaíso: nueve años desde la declaración como Patrimonio de la Humanidad

Valparaíso: nueve años desde la declaración como Patrimonio de la Humanidad

02 Julio 2012

La declaración como Patrimonio de la Humanidad trajo una inversión de 73 millones de dólares, pero hoy Valparaíso es la capital regional con peor calidad de vida del país. Para entender porqué estamos cómo estamos, este martes se presentarán los resultados de Valparaíso Cómo Vamos.

Francisca Licarayen >
authenticated user Corresponsal

El gobierno de Chile creo en el año 2002, la Comisión Presidencial Plan Valparaíso, instancia que nació para diseñar políticas y proyectos tendientes al desarrollo y revitalización de la ciudad, reconociendo en ella un potencial económico innegable, así como un valor histórico y cultural que fue validado en julio de 2003 con la declaratoria UNESCO de Valparaíso como patrimonio de la humanidad. Dado que la Comisión Presidencial ha cumplido 10 años de existencia y que han pasado 9 años desde la declaratoria UNESCO, hoy existe controversia respecto de cuánto hemos avanzado como ciudad y del impacto que ha tenido el Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano desde su implementación. Este programa, ejecutado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y la Municipalidad de Valparaíso, ha significado una inversión de 70 millones de dólares, entre los años 2006 y 2011, recursos que arribaron mayoritariamente desde el Banco Interamericano de Desarrollo y desde el gobierno central.        

Sin embargo, la abundancia de los recursos parece no haber cambiado demasiado la calidad de vida de los porteños, ni haber significado un avance real en desarrollo económico y equidad social. Al menos, esto es lo que se desprende de dos estudios recientes elaborados por el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Católica y por Cooperativa Territorio Sur. 

Índice de Calidad de vida urbana de la UC

El estudio de la Universidad Católica, coordinado por el profesor Arturo Orellana, mide la calidad de vida de las comunas y ciudades de Chile, y establece un ranking de comunas donde Valparaíso ocupa el puesto 57, lo que la sitúa como una de las peor evaluadas y como la capital regional que tiene menos calidad de vida de todo Chile. Además, el informe establece un ranking que permite comparar la calidad de vida de las 10 ciudades más grandes de Chile - todas aquellas que superan los 300 mil habitantes- y en ese ranking, Valparaíso ocupa el penúltimo lugar, superando sólo a la ciudad de Chillán. 

Pero quizá lo más preocupante, es que el estudio se basa en indicadores que miden las condiciones objetivas en que viven las personas, de acuerdo a 6 áreas de estudio, y que en esas 6 áreas investigadas, El Gran Valparaíso aparece con índices que la sitúan por debajo de la media nacional. De acuerdo a lo anterior Valparaíso tiene una deficitaria calidad de vida, por presentar graves problemas en: condiciones laborales, ambiente de negocios, condición sociocultural, conectividad y movilidad, salud y medio ambiente, y vivienda y entorno. 

Y dentro de estas variables, las que más bajan la ponderación de la calidad de vida de Valparaíso son las "condiciones de negocio", de "salud y medioambiente" y las "condiciones laborales". Según esta última área de medición, Valparaíso tenería problemas muy serios en acceso al mercado laboral, ingresos, capacitación y protección social de los residentes.

Valparaíso Como Vamos

El estudio "Valparaíso Como Vamos", que se hará público el martes 3 de julio, justo cuando se cumplan 9 años de la declaratoria UNESCO, resulta bastante coincidente con el estudio UC, tanto por la metodología utilizada, basada en datos objetivos (120 indicadores ordenados en 10 áreas de medición), como por los resultados obtenidos. Según cifras que Territorio Sur ha obtenido de fuentes gubernamentales, como el MINVU y la Municipalidad de Valparaíso, entre otras, efectivamente las condiciones objetivas en que vive la población dejan mucho que desear. 

Según el monitoreo que ha realizado Territorio Sur, durante más de un año y con financiamiento de la Unión Europea, Valparaíso sigue siendo una de las comunas más pobres de Chile, con un 22% de su población viviendo bajo la línea de la pobreza, lo que supera ampliamente el promedio nacional, que alcanza al 15,12%. A esto se suma el hecho que la comuna tiene 62 campamentos, lo que la transforma en la comuna con más asentamientos precarios de este tipo de todo el país. Además, de acuerdo al Sistema de Información Municipal (SINIM), la comuna cuenta con solo 0,52 metros cuadrados de área verde con mantenimiento por habitante, lo está muy por debajo de los 9 metros cuadrados que recomienda la Organización Mundial de la Salud.  

Por otro lado, según "Valparaíso Como vamos", los índices de desigualdad de la comuna son superiores al promedio regional. Mientras el 10% más pobre gana apenas 150 mil pesos, el 10 % más rico de la comuna percibe, en promedio, más de 4 millones. Y esta desigualdad se reproduce también en la educación. Mientras el 62% de los alumnos de colegios particulares superan los 600 puntos en la PSU, son muy pocos los estudiantes de establecimientos municipales que logran alcanzar o superar esta meta.  De hecho, el 71,43% de los establecimientos municipales, en promedio, no obtienen puntajes superiores a 450 puntos, lo que impide que sus estudiantes postulen a las universidades del consejo de rectores. 

Sin embargo, Territorio Sur reconoce que el Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano ha significado fuertes inversiones en entornos patrimoniales de la comuna. De hecho, solo en el 2011 se han destinado 1800 millones de pesos en el “Barrio Financiero, Cerro Concepción y Cerro Alegre”. Mientras que en “Plaza justicia, Cerro Cordillera y Cerro Toro” la inversión ha sido de 1400 millones. Pero más allá de estas cifras, y según Patricia Beltrán, Directora de "Valparaíso Cómo Vamos" es evidente que la gran oportunidad que significó la declaratoria de la UNESCO, "no se aprovechó de la mejor manera, para crear planes y programas que permitiesen un verdadero despegue socio-económico de la ciudad en su conjunto, basado en su enorme potencial turístico". Por lo mismo, para Territorio Sur, los 73 millones de dólares invertidos entre el 2006 y 2012, no han tenido el impacto esperado en la recuperación de los valores patrimoniales de la ciudad, ni han logrado disminuir la pobreza de la comuna, porque el resultado directo sobre el desarrollo económico habría sido marginal. 

De hecho, desde Territorio Sur se señala que ha habido falta de visión estratégica y de eficiencia de las autoridades responsables del Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano y como prueba de ellos señalan que "la ejecución de este programa, lleva dos años de retraso, puesto que, según la planificación original, éste debía haber concluido antes del 31 de diciembre del 2010.   Además, la compra de 10 ascensores privados de Valparaíso, concretada por el gobierno central, recién en mayo pasado, sería también una señal clara de que las autoridades locales no han gestionado los recursos disponibles desde el 2006, desde un modelo estratégico.

Tomando en cuenta el valor cultural y para el transporte de estos ascensores, y el hecho de que algunos de ellos se encuentran en la zona declarada Patrimonio de la Humanidad, no se comprende por qué esta compra se produce casi 9 años después de la declaratoria y tiene que ser financiada con recursos adicionales, en circunstancias de que el valor de la transacción -4 millones de dólares- habría significado gastar apenas un 5% del presupuesto del Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano.

Galeria Imagenes: