Ciencia de alto impacto frente al cambio climático

18 Noviembre 2021
El cambio climático es un hecho y solo el pronto actuar conjunto permitirá evitar una catástrofe.
Corresponsal El... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Darcy Fuenzalida O’Shee, Rector Universidad Técnica Federico Santa María

Desde la época preindustrial, la actividad humana ha aumentado la temperatura del planeta en 1,1 grados Celcius, principalmente por el uso de combustibles fósiles y la tala indiscriminada de bosques que absorben sus emisiones. Los efectos negativos sobre los ecosistemas han sido demostrados por numerosas investigaciones científicas, pero también podemos comprobarlos presenciando intensas olas de calor, incendios forestales fuera de control o inundaciones devastadoras en lugares donde estos fenómenos apenas ocurrían.

De acuerdo con la ONU, las condiciones meteorológicas extremas han causado sobre 410 mil muertes durante la última década, mientras el Banco Mundial estima que, de mantenerse esta tendencia, 132 millones de personas serán empujadas a la pobreza para 2030. El cambio climático es un hecho y solo el pronto actuar conjunto permitirá evitar una catástrofe.

Algunas grandes naciones ya se han comprometido, pero el desafío se presenta a todos los actores. Las acciones individuales sin duda repercuten en la situación global y, por su parte, las instituciones deben asumir una postura activa desde sus respectivas áreas de trabajo. En el caso de las universidades, su rol es fundamental formando profesionales conscientes de esta realidad y realizando investigación e innovación que permita detectar amenazas, planificar métodos de adaptación y desplegar medidas para reducir los riesgos.

Esta es una de las prioridades en la Universidad Técnica Federico Santa María, donde hemos incorporado la sustentabilidad de manera transversal para conservar, proteger y mejorar el planeta. Además de optimizar nuestro quehacer cotidiano, hemos generado importantes desarrollos científico-tecnológicos relativos a electromovilidad, sistemas fotovoltaicos o tratamiento de contaminantes; por ejemplo, proyectos que aprovechan la energía de las olas del mar, que monitorean la contaminación en distintos entornos, que facilitan el paso de motores de combustión interna a vehículos 100% eléctricos, o que buscan abastecer la industria minera con hidrógeno solar para producir sin huella de carbono.

Es en este contexto que el próximo 23 de noviembre realizaremos el seminario virtual “Medioambiente y cambio climático”; con él queremos visibilizar cómo la ciencia de alto impacto contribuye a revertir los devastadores efectos que ha realizado la actividad humana, apuntando a la construcción de economías que no dependan de combustibles fósiles para responder así al mayor desafío que hoy enfrentamos como especie.